•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AP

Diputados de oposición confirmaron el miércoles que citarán al ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, hermano del presidente Oscar Arias, para que explique los ''manejos secretos'' de fondos entre el gobierno y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), denunciados recientemente.

''Vamos a llamar a don Rodrigo Arias a la mayor brevedad posible'', manifestó a la AP el congresista del Movimiento Libertario, Mario Quirós, quien es miembro de la comisión de Ingreso y Gasto Público, ante la cual debería acudir Arias para aclarar el manejo de al menos dos millones de dólares otorgados por el BCIE como parte de un programa de cooperación.

La moción será discutida en la comisión el jueves y según Quirós, cuenta con apoyo de diputados de otras agrupaciones, como el partido Acción Ciudadana.

Adelantó que además solicitarán la intervención del presidente Arias ante los representantes locales del BCIE, para que la entidad proceda a abrir sus cuentas en el país y de a conocer detalles de todos los contratos y pagos realizados.

''Es preocupante porque estos fondos no ingresan al presupuesto de la República a pesar que se utilizan para pagar salarios de funcionarios públicos, por lo que los controles son mínimos'', indicó.

El ministro Arias negó cualquier anomalía y reiteró que el dinero proviene de un programa de cooperación técnica con el BCIE para la contratación de recursos profesionales destinados a las casas presidenciales centroamericanas.

''Son afirmaciones temerarias que ofenden a la Presidencia y probablemente vienen de políticos que solo así pueden repuntar en las encuestas; en todo caso estamos muy claros de que hemos actuado a derecho y no hemos hecho nada incorrecto, por eso estamos dispuestos a dar toda la información que se requiera'', aseguró en rueda de prensa el miércoles.

En el caso costarricense, el BCIE giró un millón de dólares para el programa durante el 2007 y otro monto similar para la ejecución del plan este año, de los cuales se han ejecutado cerca de 321.000 dólares en el pago de unos 30 asesores, entre personas y empresas, para un gasto mensual que ronda los 75.000 dólares.

Una de las funcionarias que recibe su salario como parte de esta iniciativa es la vocera del mandatario Arias, Mishelle Mitchell.

Por su parte, el BCIE emitió el miércoles un comunicado desde su sede en Honduras, del cual AP recibió copia, en el que recordó que la idea del fondo de cooperación no reembolsable surgió de los presidentes durante una cumbre en el 2006 en El Salvador, con el fin de financiar asistencia técnica, programas sociales y proyectos que cada país definiera.

Añadió que ha girado fondos a cada nación y que los contratos por consultoría ''no constituyen una relación obrero patronal ni crea relación laboral alguna con el BCIE'', que es un organismo financiero regional del que son socios fundadores además de Costa Rica; Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua.