•  |
  •  |

La ex rehén de las FARC Ingrid Betancourt pidió este jueves al presidente de Ecuador, Rafael Correa, que deje de lado las diferencias con el gobierno de Alvaro Uribe y ayude a gestionar la liberación de secuestrados que aún quedan en poder de esa guerrilla.

"Lo único que le puedo decir al mandatario (Correa) es que tenga en la conciencia de que todavía hay secuestrados que quedan en la selva. Es una conciencia que nos tiene que llevar a todos a comprometernos", dijo Betancourt a una pregunta sobre el tema de la AFP.

El gobierno de Correa anunció este jueves que mantendrá rotas las relaciones con Bogotá, pese al pedido que le había formulado la ex rehén para acercarse a Bogotá como un primer paso a la liberación de rehenes en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

Durante la rueda de prensa que se celebró en la sede de la embajada francesa en Bogotá, Betancourt hizo un llamado para buscar el "entendimiento, porque nuestra historia está unida pero necesita de personas que tengan un compromiso de crear canales de comunicación".

"Los presidentes no actúan a título personal, representan los intereses de un país. Y el mensaje es que los colombianos, el pueblo colombiano no queremos la enemistad con el pueblo ni de Ecuador ni de Venezuela y que lo que aconteció ayer (su liberación) nos sirva para afianzar nuestras relaciones", expresó.