•  |
  •  |
  • END

El ex senador republicano Jesse Helms, que fuera uno de los autores de la ley estadounidense Helms-Burton, que condena a las empresas que negocian con Cuba, murió este viernes a los 86 años, anunció la fundación que lleva su nombre.

El ex senador, uno de los mayores representantes del conservadurismo estadounidense, falleció la mañana del viernes en Raleigh, Carolina del Norte, el estado del sudeste del país donde nació, precisó en un comunicado John Dodd, Presidente de la Fundación Jesse Helms.

El presidente George W. Bush describió el viernes a su aliado conservador como un “defensor incondicional, intrépido y un paladín de los luchadores por la libertad”.

“Jesse Helms fue un hombre gentil, decente y humilde, así como un defensor apasionado de lo que llamó ‘el milagro de Estados Unidos’”, dijo Bush.

Nacido el 18 de octubre de 1921, Helms fue electo cinco veces consecutivas al Senado, donde trabajó de 1973 a 2003.

El 12 de marzo de 1996, el entonces presidente Bill Clinton puso en vigor la Ley de la Libertad Cubana y Solidaridad Democrática o Ley Libertad, más conocida por los nombres de sus principales promotores: Helms, senador por Carolina del Norte, y Dan Burton, representante por Illinois.

La ley buscó reforzar el bloqueo contra la isla impuesto en 1962.

En los años 80 Helms fue un pilar republicano en el Congreso --cuando el gobierno de Ronald Reagan estaba en el poder--, al tomar la defensa de industrias tradicionales como la textil y la del tabaco en los estados del sur.

El ex legislador, que presidió la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, abogó por la reforma de la ONU bloqueando los pagos que Estados Unidos hacía al organismo mundial.

También se opuso al Senado en una declaración que honraba la memoria del asesinado pastor negro Martin Luther King, haciendo del día de su nacimiento un feriado nacional.

Conocido por su perseverante conservadurismo, comenzó su carrera política como demócrata antes de unirse a los republicanos a principios de los años 70.

Helms nació en 1921 en Monroe, Carolina del Norte, y tuvo tres hijos. En 2003 renunció a todas sus funciones políticas.