• |
  • |
  • END

Los estadounidenses celebraron el Día de la Independencia con fuegos artificiales alumbrando los cielos de costa a costa, mientras los aspirantes a la Casa Blanca, Barack Obama y John McCain, se preparaban este sábado para nuevos enfrentamientos de la campaña electoral.

El presidente George W. Bush habló el viernes en una ceremonia que tuvo lugar en la casa del redactor de la Declaración de Independencia y tercer presidente estadounidense, Thomas Jefferson, en Monticello, Virginia, donde 72 personas adquirieron la ciudadanía norteamericana y juraron lealtad a su nueva patria. Al comienzo de su discurso, el mandatario fue interrumpido por personas que gritaban: “¡Destituyan a Bush!” El presidente hizo una pausa y dijo: “A mis nuevos conciudadanos, creemos en la libertad de expresión en Estados Unidos de América”.

Prosiguiendo con el acto, Bush destacó la historia de la nueva ciudadana estadounidense Mya Soe, de Birmania, quien según él fue hostigada por el gobierno militar de ese país por enseñar “a los habitantes de su aldea a leer y escribir”, hasta que “en 2000 cambió una vida de miedo por una vida de libertad.