•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un avión Boeing de una empresa estadounidense de carga cayó este lunes poco después de despegar de Bogotá, cuando intentaba un aterrizaje de emergencia tras sufrir el incendio de un motor y provocó la muerte de tres campesinos que se encontraban dentro de una vivienda.

"El avión se accidentó cuando intentaba regresar a Bogotá tras reportar un incendio en un motor, tenemos un balance de tres muertos", explicó Donald Tascón de la Aeronáutica Civil, autoridad responsable de la seguridad aérea en Colombia.

Los tres muertos eran campesinos -un adulto y dos niños- que ocupaban una humilde vivienda en una hacienda denominada Casablanca, cerca del poblado de Madrid (20 km al oeste de Bogotá), que fue impactada por una de las turbinas que se desprendió de la aeronave, según testigos.

Los ocho tripulantes sobrevivieron y fueron trasladados al hospital de Madrid con graves heridas.

"Nos despertamos porque sentimos primero el ruido del avión y después vimos que se estrellaba. Estuvo a punto de caernos encima", dijo a la AFP Hernando Panqueva, habitante de la zona.

"Después del golpe se escucharon varias explosiones y comenzó el incendio, había mucho humo, casi no podíamos respirar", agregó.

En el lugar quedaron los restos quemados de la aeronave dispersos en un radio amplio. La cabina quedó destruida, pero no fue afectada por el fuego.

"Como consecuencia del accidente fallecieron tres personas, ocupantes de una vivienda contra la cual impactó la aeronave", indicó la Aeronáutica Civil en un comunicado en que informó que el aparato pertenecía a la compañía estadounidense Kalitta Air "y era operado en Colombia por la empresa Centurión".

Apenas despegó la nave, que llevaba una carga de flores hacia Miami, reportó un incendio en una de sus turbinas a la torre de control y el piloto intentó retornar al aeropuerto de Bogotá, según el informe de las autoridades.

Cuando realizaba esta maniobra perdió el motor, que cayó sobre la vivienda. Al caer el avión quedó disperso en numerosos fragmentos y se incendió.

El coronel Fabio Castañeda, de la policía de Bogotá, dijo que "es un jet tipo 747-200 de carga" y agregó que los ocho tripulantes fueron sacados por los equipos de socorro y que cuatro de ellos están fuera de peligro, mientras que los demás sufrieron heridas más severas.

Al lugar fueron enviados integrantes de cuerpos de rescate, unidades de los bomberos y helicópteros de socorro que trasladaron a los heridos.

"Fuimos alertados y pudimos llegar muy rápidamente", narró a la AFP Laura Linares, una de las socorristas. "Cuando ubicamos la zona de la cabina decidieron que yo -por mi estatura- debía entrar por una de las ventanillas para auxiliar a los tripulantes", agregó.

"Duramos una hora y media en el proceso, logramos el objetivo principal que era sacar los heridos. Todos hablaban en inglés y sólo uno de ellos se comunicaba con nosotros en español", explicó Linares.

El director del Hospital de Madrid, Hernando Durán, dijo que entre las personas fuera de peligro están el piloto y uno de los tripulantes, ambos estadounidenses.