•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AP

Brasil podrá alcanzar las metas del milenio en materia de desnutrición y mortalidad infantil antes del plazo de 2015 fijado por Naciones Unidas, según afirmó el presidente Luiz Inácio Lula da Silva el lunes.

Lula hizo el pronóstico en su programa radial semanal Café con el Presidente, en el que comentó los últimos datos de la Investigación Nacional de Demografía y Salud, que la semana pasada reveló una disminución de 44% en la mortalidad infantil y de 46% en la desnutrición de menores.

''Si Dios quiere, pronto tendremos índices iguales a los países desarrollados'', vaticinó Lula, quien el domingo inició un viaje a Japón y otros países asiáticos.

''Estoy convencido de que vamos a alcanzar las metas del milenio en desnutrición y mortalidad infantil antes del 2015 porque Brasil está preparado, tenemos programas, financiamiento y transferencia de ingresos'', aseguró.

Los programas sociales y de transferencia de ingreso han sido el caballo de batalla del gobierno de Lula y se les considera responsables del elevado respaldo popular de la que goza su gestión.

Las metas del milenio fueron adoptadas por la ONU en 2000 con miras a erradicar la pobreza en el 2015 mediante acciones en ocho campos, como la educación, la alimentación, la protección ambiental y la igualdad de género.

El líder brasileño destacó que la población pobre en Brasil ha aumentado el consumo de alimentos gracias a los programas de transferencia de ingresos y el aumento de la producción agrícola.

Al respecto, recordó que la semana pasada anunció un plan de financiamiento de 78.000 millones de reales (48.750 millones de dólares) en créditos agrícolas este año, una porción del cual iría a los pequeños agricultores familiares cuya producción está dirigida al mercado interno.

Lula dijo que espera duplicar este año la producción de los pequeños agricultores para paliar el incremento en los precios de alimentos que afecta al mundo entero.

''Cuando se habla de inflación de alimentos, en vez de tratarlo como problema queremos tratarlo como oportunidad para que Brasil dé un salto cualitativo'', expresó.

''Tenemos tierra, agricultores, tecnología y sol, lo que faltaba era financiamiento y acabamos de hacer el más importante programa de financiamiento de la agricultura y equipo para la agricultura familiar'', afirmó.