•   FUERTE SAM HOUSTON, Texas, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • AP

Uno de los tres contratistas estadounidenses liberados la semana pasada de manos de los rebeldes colombianos, expresó que ''es un placer estar en Estados Unidos''.

Tomas Howes sonrió e hizo una señal de triunfo con los pulgares levantados el lunes en una ceremonia para darle la bienvenida a él y a los otros dos contratistas militares, Marc Gonsalves y Keith Stansell, que regresaron a su país después de cinco años en cautiverio.

Howes, por su parte, señaló que ''estamos bien, pero no olvidaremos a los que se quedaron atrás en cautiverio''.

Los hombres estuvieron en manos de las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde que su avioneta de rastreo de cultivos de droga se precipitó en la selva en febrero del 2003.

Los familiares de Gonsalves y de Stansell también hicieron declaraciones y lloraron al hablar en la conferencia.