•  |
  •  |
  • END

BOGOTÁ / AP

Un avión de carga se estrelló la madrugada de ayer lunes en una zona al noroeste de Bogotá y los ocho tripulantes sobrevivieron, pero dos personas que estaban en tierra murieron, informaron las autoridades.

El avión 747 de carga cayó a las 3:50 horas (08:50 GMT) en una región del municipio de Madrid, en el departamento de Cundinamarca y a unos 25 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Los ocho tripulantes resultaron con contusiones leves, dijo en una conversación telefónica Diego Humberto Sicard, alcalde de Madrid. Agregó que la aeronave llevaba entre su carga flores para exportación.


Víctimas humildes
Las víctimas eran dos hombres residentes de una humilde vivienda en una finca donde cayó el avión, dijo el alcalde, quien identificó a los muertos como Pedro y Edwin Suárez, miembros de una misma familia.

El doctor Hernando Durán, director del hospital de Madrid, dijo que al menos dos personas eran atendidas en su centro médico, a quienes identificó como los ciudadanos estadounidenses Iván Dankha, de 49 años, y Frank Holley, de 45.

Ambos se encontraban estables y eran atendidos por contusiones leves, dijo el médico en entrevista telefónica. Destacó que los dos heridos hablaban poco español y que dijeron ser parte de la tripulación.


Tripulantes estables
Otros seis ciudadanos estadounidenses tripulantes de la nave fueron transportados al Hospital Central de la Policía, en Bogotá, donde su director, el coronel Nader Luján, dijo que al menos a uno de los heridos, identificado como Joseph Kendall, de 59 años, fue necesario operarlo y que la cirugía fue exitosa.

“Hubo necesidad de extirpación del bazo por el sangrado interno que tenía, pero ya se encuentra en la sala de recuperación’’, dijo Luján a los periodistas en el hospital.

Por su parte, el subdirector de la Aeronáutica Civil, coronel Donald Tascón, indicó que la última comunicación de la tripulación con la torre de control del aeropuerto en Bogotá dio cuenta del incendio de un motor de la nave y segundos después se perdió el contacto.


Avión se partió en dos
Tascón dijo que ahora la investigación oficial determinará si fue ese incendio lo que ocasionó el accidente y a la vez qué fue lo que provocó las llamas en el motor.

“Fue una emergencia muy bien sorteada porque logró (la tripulación) encontrar ese campo’’ desierto, dijo Tascón en diálogo telefónico. Al caer, el avión se partió en dos, y fue durante su aparatosa aproximación al campo que, con la cola, probablemente destruyó la humilde vivienda donde murieron los Suárez, agregó.


Avión rentado
El avión pertenece a la empresa estadounidense Kalitta Air, con sede en Michigan, y fue rentado por la empresa de carga Centurion, dijo Pete Sanderlin, vicepresidente y gerente de la firma norteamericana.

El avión había realizado una parada en Bogotá para recoger una carga de flores y debía seguir rumbo a Miami, donde su arribo estaba previsto para las 8:00 am (13:00 GMT), agregó Sanderlin a la AP desde Michigan.

Imágenes de televisoras locales mostraron los restos humeantes del avión, del que sólo quedó la nariz en una sola pieza en medio de la verde explanada.