•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AP

La Unión Europea (UE) no enviará observadores al referendo del 10 de agosto en el cual el presidente Evo Morales, su vicepresidente y gobernadores, la mayoría opositores al gobierno, someterán sus cargos al voto, informó el canciller David Choquehuanca.

El ministro explicó a periodistas que la Comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, Benita Ferrero le comunicó que debido a la cercanía del plebiscito ''no les dará el tiempo para participar''. No obstante, los países miembros del bloque podrán enviar a sus delegados, dijo.

Para el presidente de la Comisión de Política Internacional del Senado, el opositor Tito Hoz de Vila, la razón es que el bloque europeo tiene reparos a la legalidad del plebiscito, que no está contemplado en la actual constitución. Dijo que esos motivos le dieron delegados europeos.

Hasta el momento sólo el opositor prefecto (gobernador) de Cochabamba, en el centro del país, Manfred Reyes Villa, se opone al plebiscito y alegó razones legales y políticas en un comunicado que mando a publicar en varios matutinos.

''Se ha aprovechado de la inexistencia del Tribunal Constitucional por lo que no existe ninguna posibilidad de control jurídico institucional'', dijo Reyes Villa y acusó al principal partido de oposición Podemos de actitudes de ''mezquindad y cálculo político''.

La conservadora fuerza Podemos que domina el Senado aprobó el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo sin observaciones en un intento por forzar al mandatario a someterse a un referendo revocatorio.

Cuatro miembros del Tribunal Constitucional, entre ellos su presidenta, renunciaron el año pasado alegando presiones políticas y dejaron paralizado al organismo.

Morales busca dirimir la disputa política con sus opositores a través de la consulta cuyas reglas de juego, según los opositores, son ventajosas al mandatario.

Algunos prefectos necesitan casi el 70% del voto positivo para permanecer en el cargo, mientras que Morales necesita menos del 50%. El mandatario fue electo en diciembre de 2005 con 53,7% de los sufragios.

Sólo dos de los nueve prefectos son leales a Morales.

Las reformas que impulsa el mandatario entre ellas una nueva constitución de tendencia estatista y centralista es rechazada por prefectos opositores, cuatro de ellos promueven la autonomía de sus regiones en abierta rebeldía al mandatario.