Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

JERUSALÉN / AP

Israel aceptó un pedido de Egipto y abrió ayer martes sus cruces fronterizos con la Franja de Gaza pese a que militantes palestinos dispararon obuses, violando una tregua firmada hace tres semanas.

El pedido de Egipto fue un intento por apuntalar el cese del fuego, uno de cuyos propósitos fue el de atenuar el aplastante bloqueo de la franja costera. Al aceptar la solicitud del gobierno de El Cairo, Israel también sugirió que podría volver a cerrar automáticamente los cruces en respuesta a cualquier violación a la tregua, como el proyectil de mortero que militantes palestinos dispararon el lunes.

Horas después de abrirse los cruces fronterizos, al mediodía, militantes dispararon otro proyectil contra Israel, sin causar víctimas o daños, dijo el Ejército de Israel. Ningún grupo palestino se atribuyó inicialmente la responsabilidad por el ataque, e Israel mantuvo los cruces abiertos. En las primeras horas del martes, dos obuses estallaron cerca del cruce Sufa, donde Israel permite la transferencia de suministros de primera necesidad a Gaza. Uno cayó dentro de Gaza, y el otro en Israel, dijo el ejército. En total, 15 cohetes y obuses han sido disparados desde Gaza desde el comienzo de la tregua, el 19 de junio. En respuesta, Israel ha mantenido abiertos los cruces alrededor de la mitad del tiempo.

De acuerdo con los términos de la tregua, los militantes de Gaza están obligados a frenar sus ataques en el sur de Israel, en tanto Israel debe permitir de manera gradual el ingreso de abastecimientos a Gaza, donde viven 1,4 millones de palestinos.

Durante meses, los cruces sólo estuvieron abiertos para el envío de ayuda humanitaria, en un esfuerzo por presionar a los militantes a cesar sus ataques al sur de Israel. Los cierres de los cruces han causado escasez de productos básicos, combustible y electricidad en Gaza.

Hasta ahora, la tregua no ha mejorado las condiciones en Gaza debido a los frecuentes cierres.

Si la tregua se arraiga, en su etapa final se realizarán negociaciones para abrir un importante cruce entre Gaza y Egipto, y para liberar a un soldado israelí capturado por Hamas hace dos años.