•  |
  •  |

La Torre Eiffel, el monumento más visitado del mundo, va a emprender un plan de modernización que se prolongará hasta 2015, con el objetivo de mejorar el recibimiento de sus visitantes en París.

Los administradores del monumento parisino, que acoge a unos siete millones de visitantes cada año, presentaron el miércoles a la prensa el proyecto, de un costo total de 170 mil euros. El objetivo es mejorar las condiciones en que son recibidos los turistas, y no aumentar el número de éstos.

La prioridad es disminuir el tiempo de espera de los visitantes, que actualmente pueden llegar a hacer hasta dos horas de cola para visitar el edificio, explicaron los directivos de la sociedad que administra la célebre torre, Jean-Bernard Bros y Nicolas Lefebvre.

Para ello, el sistema actual de venta de entradas por internet, actualmente disponible solamente para los grupos, será generalizado a fines de 2009.

La vasta explanada delimitada por los cuatro pies de la torre, en la que los turistas esperan el comienzo de la visita, será reorganizada.

Otro objetivo es atraer un nuevo público, en particular los parisinos, que representan actualmente sólo el dos por ciento de los visitantes.

Una copa de champaña para los visitantes

Entre las nuevas propuestas para los turistas, figura la posibilidad de degustar (entre 17H00 y 22H00) una copa de champaña mientras se contempla el panorama de París desde el tercer piso de la torre, y ello por la módica suma de 10 euros.

La Torre Eiffel, inaugurada el 31 de marzo de 1889, cumplirá 120 años en 2009. Los organizadores prevén organizar eventos mensuales a lo largo del año para celebrar ese aniversario.