•  |
  •  |

Seis personas -tres atacantes y tres policías, todos de nacionalidad turca- murieron el miércoles en un espectacular tiroteo ante el consulado de Estados unidos en Estambul, la mayor ciudad de Turquía, informaron las autoridades.

El procurador de Estambul, Aykut Cengiz Engin, declaró a los periodistas que "los primeros elementos de la investigación muestran que se trata de una acción terrorista", perpetrada por hombres "de 25 a 30 años".

El embajador norteamericano en Turquía también denunció un atentado. "Es evidente que se trata de un ataque terrorista", dijo Ross Wilson en una conferencia de prensa.

"Por definición un acto armado contra una representación diplomática es un acto de terrorismo", destacó este diplomático, que se negó a comentar los motivos de los atacantes.

"Seguimos siendo un estrecho amigo y aliado de Turquía. No seremos disuadidos de ninguna manera por terroristas que tratan de atacarnos a nosotros o a las relaciones norteamericano-turcas", afirmó el embajador.

Wilson precisó que se reforzaron las medidas de seguridad alrededor de las legaciones norteamericanas en Ankara, Estambul y Adana (sur), a pedido de Estados Unidos.

El presidente turco, Abdulá Gul, condenó "un acto terrorista" y prometió que su país luchará "hasta el final contra sus instigadores".

Según el gobernador de Estambul, Muamer Guler, el tiroteo estalló alrededor de las 11H00 hora locales (08H00 GMT), cuando hombres armados atacaron el puesto policial que se encuentra ante la entrada, donde está el servicio de visas.

Los atacantes apuntaron "directamente" a los policías ante la puerta principal del edificio, precisó Guler a los periodistas ante este complejo, protegido por fuertes medidas de seguridad, en el barrio de Istinye, en la parte europea de la ciudad.

Más tarde, citado por el canal de televisión informativo NTV, el gobernador dijo que los atacantes muertos eran turcos. Un policía murió inmediatamente y otros dos fallecieron a causa de sus heridas en el hospital.

Los atacantes estaban armados con fusiles y pistolas

Otro policía y un civil, el conductor del vehículo policial, fueron heridos, afirmó Guler, sin dar detalles sobre los motivos de los atacantes, que estaban armados con fusiles y pistolas.

El ministro del Interior, Besir Atalay, confirmó este balance en Ankara, señalando "tres terroristas" muertos.

"Por el momento es prematuro decir algo, estamos investigando todas las pistas posibles y la identidad de los atacantes", subrayó. Un cuarto atacante es buscado por las autoridades, según los canales de televisión.

Un testigo que habló con el canal NTV indicó que una cuarta persona se dio a la fuga en una furgoneta Renault blanca en la cual habían llegado los atacantes.

Células de la red islamista Al Qaida son activas en Turquía. Una de ellas fue considerada responsable de una serie de atentados en Estambul en noviembre de 2003 contra dos sinagogas, el consulado británico y el banco británico HSBC, que dejaron 63 muertos y cientos de heridos.

En febrero de 2007, siete supuestos miembros de Al Qaida, incluyendo a un sirio considerado como el cerebro y el financista de esos atentados, fueron condenados a reclusión perpetua por esos ataques.

El consulado de Estados Unidos, un gran complejo fuertemente vigilado y rodeado de altos muros, fue inaugurado en 2003, después de los ataques de Al Qaida.

En Bruselas, la Comisión Europea condenó "enérgicamente" el ataque del miércoles.