•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • AP

El presidente George W. Bush anunció el miércoles que promulgará la reforma legal sobre el espionaje interno, que momentos antes aprobó el Senado, lo que dará inmunidad judicial a las empresas de telecomunicación involucradas en esa práctica.

Bush llamó a la revisión ''una reforma esencial de inteligencia''.

''Esta reforma ayudará a nuestros profesionales de inteligencia a conocer a quién hablan los terroristas, qué es lo que dicen y qué es lo que planean'', agregó.

El Senado aprobó el miércoles el proyecto de ley sobre la reforma y lo envió a Bush.

El presidente hizo una breve declaración sobre la votación al llegar a Estados Unidos de una visita de cuatro días a Japón.

La ley es una victoria para el presidente, pues implica la protección retroactiva para las compañías de telecomunicación ante demandas legales, como lo había solicitado, y termina con un enfrentamiento político de casi un año sobre las normas al espionaje del gobierno.

''Esta ley es crucial para la seguridad de Estados Unidos'', afirmó el presidente en la Casa Blanca. ''Tuvo una gran demora'', agregó.

Bush afirmó que la ley protegerá la libertad de los estadounidenses al igual que su seguridad.

El presidente señaló que la reforma dará inmunidad judicial a las empresas de telecomunicación ''por su cooperación anterior o futura con el gobierno''.