•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Fiscalía de Delitos Contra la Vida determinó que en 16 casos de asesinatos de choferes de autobuses en la capital de Guatemala el crimen organizado había contratado como sicarios a menores de edad, informó el organismo este miércoles.

El jefe de la Fiscalía de Delitos contra la Vida, Álvaro Matus, reconoció en rueda de prensa que la persecución penal se complica por tratarse de menores de 18 años, pues no pueden pedir órdenes de captura en su contra, sino citarlos para que comparezcan ante un tribunal.

Además, carecen de los nombres de los supuestos asesinos, ya que cuentan únicamente con sobrenombres aportados por testigos.

En lo que va del año unos 35 conductores de transporte público han perdido la vida en ataques directos, principalmente perpetrados con arma de fuego.

Matus aseguró que un 90% de los casos responde a la oposición al pago de alguna extorsión exigida por miembros de las violentas pandillas juveniles que operan en Guatemala, así como en el resto de países de Centroamérica y México.

Comentó que sólo en un caso han sido detenidos menores de edad, lo cual se debió a la flagrancia del hecho y a que el entonces sindicado reconoció que le habían ordenado asesinar al chofer "porque no había pagado el impuesto".

La Fiscalía de Menores Transgresores de la Ley Penal reportó 968 casos en el 2007, mientras que de enero a marzo fueron abiertos en esa sección 173 expedientes por delitos que van desde el hurto hasta el homicidio.