Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Teherán, París / EL País
Sin atender al malestar internacional que causó su prueba del día anterior, Irán disparó ayer jueves diez misiles más. El ejercicio, parte de las maniobras que los Guardianes de la Revolución (Pasdarán) realizan en el Golfo Pérsico desde el martes, ensayó por primera vez el lanzamiento nocturno e incluyó cohetes mar-tierra, mar-aire, mar-mar y un torpedo ultrarrápido, el Hout, de diseño y fabricación nacional según los medios iraníes.

Tal insistencia sólo puede incrementar la tensión entre Teherán y Occidente que le exige que ponga fin a su programa nuclear. De acuerdo con la información facilitada por la televisión estatal, las prácticas de la madrugada del jueves incluyeron lanchas rápidas y equipos de submarinistas.

Todas las cadenas destacaron el “alto rendimiento” del torpedo Hout que la marina de los Pasdarán ya describió en abril de 2006, cuando lo probó por primera vez, como un arma extremadamente rápida capaz de neutralizar submarinos enemigos. Según PressTV, alcanza una velocidad de 360 kilómetros por hora, algo que supera con mucho lo habitual en este tipo de armas, debido a su motor a reacción, muy similar al BA-11 Shkwal ruso.

La prueba volvió a incluir los cohetes de medio alcance Fateh y Zelzal, además del de gran alcance Shahab-3, capaz de atacar Israel y las bases de EU en la región, y que según la televisión iraní se probaba por primera vez de noche. A pesar de que Irán ha amenazado con cerrar el Estrecho de Ormuz en caso de ser atacado, la mayoría de los analistas opina que la demostración de fuerza es más un mensaje de consumo interno que un peligro inminente.

Expertos militares que han analizado esas imágenes han apreciado que la ojiva del Shahab disparado por Irán se parece mucho a la del modelo anterior --el 3ª-- que sólo alcanzaba 1,500 kilómetros, por lo que sospechan que los iraníes han aprovechado los ejercicios para deshacerse de los viejos modelos que están sustituyendo con el nuevo 3B, de ahí los lanzamientos simultáneos.


Irán se “mosquea”

Entretanto, Irán “se ha mosqueado un poco” por la decisión de la petrolera francesa Total de no invertir en el proyecto gasista de South Pars, en el Golfo Pérsico, por considerarlo “demasiado arriesgado”, reconoció este jueves por la tarde el presidente del grupo, Christophe de Margerie, en una entrevista a la cadena de televisión France 24.