• |
  • |
  • AFP

Cuba ahorró 500 millones de dólares en los dos últimos años con el programa energético que lanzó en 2005 el ahora retirado Fidel Castro, a pesar de "deficiencias y errores" y el persistente "despilfarro" de combustible, según el vicepresidente Carlos Lage.

"No es que se disponga de 500 millones de dólares, sino que parte del crecimiento de la economía pudo compensarse con el ahorro de combustible", señaló Lage, también miembro del Buró Político del Partido Comunista (PCC, único), citado por el diario oficial Granma este viernes.

"En 2006 y 2007 crecieron el transporte de carga y de pasajeros, el número de fábricas en funcionamiento, y por tanto, los gastos, pero no todo fue a expensas de más consumo de combustible", añadió.

Fidel Castro, quien cumplirá 82 años en agosto y fue sucedido en el poder en febrero por su hermano Raúl, inició hace cuatro años un programa de producción y ahorro de energía que denominó "revolución energética".

Lage subrayó que "la revolución energética muestra hoy como principales resultados la supresión de los apagones por déficit de generación eléctrica, el aumento del abasto y la estabilidad del servicio", que llega al 96% de la población, y "el mejoramiento de las condiciones" de vida de los cubanos.

No obstante, reconoció que en la ejecución del programa "ha habido deficiencias y errores", entre los que mencionó la compra de jarras para hervir agua "que en vez de ahorro provocaron aumento en los gastos", y aseguró que "no se ha acabado el despilfarro" y "el mal uso de los combustibles".

"Hay mucho por ahorrar todavía mediante la organización, la eficiencia, el control", afirmó Lage, al señalar que "es muy difícil que una supervisión energética deje de encontrar en cualquier entidad problemas que de resolverse significarían reducción del consumo".

Además de la sustitución de grandes termoeléctricas por baterías generadoras, el plan contempla el reemplazo de bombillas y electrodomésticos gastadores y el cambio de motor a los vehículos ineficientes, entre otras medidas.