• |
  • |
  • END

WASHINGTON /AFP

Estados Unidos y la comunidad internacional están preparados para hacer frente a los desafíos que genera la política “provocativa” de Irán, dijo el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, William Burns.

En palabras a un comité del Congreso horas después de que Irán probara un misil de largo alcance capaz de alcanzar Israel, Burns solicitó a Teherán que reconsidere sus políticas con seriedad y se mueva hacia un sendero de “cooperación y constructivo”.

“Hasta que eso ocurra, Estados Unidos y la comunidad internacional mantienen su compromiso de hacer frente a los desafíos que impone Irán”, dijo a legisladores en una reunión sobre “el desafío estratégico que significa Irán”.

El gobierno de Irán probó el pasado miércoles un misil de largo alcance que según informó puede llegar hasta Israel, algo que irritó a Estados Unidos y aumentó los temores de que la disputa por el programa nuclear iraní termine en una guerra.

Varias potencias occidentales temen que Irán busque la fabricación de armas atómicas, pero Teherán ha reiterado que su programa tiene fines pacíficos.

Estados Unidos no ha descartado la opción militar para hacer frente a Irán.

El Consejo de Seguridad de la ONU ya impuso varias rondas de sanciones económicas contra Teherán por negarse a interrumpir su enriquecimiento de uranio, que puede ser derivado para la fabricación de armas.

Pero Burns restó importancia a los temores sobre una inminente bomba iraní, al estimar que no ha avanzado tanto como se cree.

“Irán aún no ha perfeccionado el enriquecimiento como resultado directo de las sanciones, la habilidad de Irán para obtener tecnología o partes importantes para sus misiles está muy afectada”, explicó.