• |
  • |
  • END

QUITO /AFP

Ecuador seguirá incautando bienes a ex banqueros y revertiendo frecuencias a radios y canales de televisión, por razones legales, pese a que sea visto como un atentado a la prensa o a los rumores sobre una crisis financiera, anunció este sábado el presidente Rafael Correa.

“Seguiremos incautando, pero precisamente para amedrentarnos ya los grupos de siempre interesados han empezado a correr rumores de una nueva crisis bancaria (...) No crean esos rumores, el sistema financiero está más solvente que nunca”, dijo el mandatario en su informe semanal de tareas.

Asimismo, reiteró que no estatizará las tres televisoras incautadas esta semana a ex banqueros prófugos y, por el contrario, serán “vendidos lo más rápido” para pagar deudas a los depositantes de la quiebra bancaria de finales de los noventa.

El Estado asumió este semana el control de cerca de 200 propiedades, incluidos los tres medios, que serían de la familia Isaías, acusada de haber malversado los dineros públicos que recibió para responder a los clientes de Filanbanco.


Temores son
“tonterías”, dice
Correa rechazó como “una tamaña tontería” las advertencias de periódicos y opositores de que la medida fue resuelta para amordazar a la prensa antes del referendo constitucional de septiembre, en el que el mandatario podría ser habilitado para la reelección.

Esto “es atentar contra la libertad de expresión, de acuerdo a estos sinvengüenzas, que el Estado incaute medios de comunicación (...) pero no es atentado a la libertad de expresión que estos medios estén en manos de banqueros prófugos”, subrayó.

El presidente ecuatoriano anunció igualmente que acatará un informe de la Contraloría que exige revisar unas 400 frecuencias de radio por irregularidades, de las cuales “decenas” tendrán que ser revertidas al Estado.

“Ya verán que empezarán los mismos de siempre a decir atentado a la libertad de expresión”, anticipó Correa al referirse a la clausura de Radio Sucre justo un día antes de que fueron incautadas los canales TC Televisión, Gamavisión y Cablecentro, que siguen transmitiendo su señal.