Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Más de un millón y medio de escolares quedaron sin clases ayer lunes en Honduras a causa de un paro de labores decretado por cinco de las seis agrupaciones magisteriales del país, en demanda del pago del salario atrasado a más de 3,000 educadores, informaron dirigentes.

“El problema toral es la falta de pago a más de 3,000 compañeros maestros”, informó el secretario de Publicidad del Colegio Profesional Hondureño de Maestros, Orlando Mejía.

Esta organización, el Colegio Profesional Superación Magisterial Hondureña, el Colegio Unión Magisterial de Honduras, el Sindicato de Profesionales de la Docencia de Honduras y el Colegio de Pedagogos de Honduras convocaron conjuntamente al paro.

“El lunes se llevará a cabo el paro a nivel nacional, el martes asambleas informativas en cada una de las cabeceras de los 18 departamentos, y miércoles, jueves y viernes paros de labores”, anunciaron en un comunicado conjunto.

En secundaria hay clases
Las cinco organizaciones, más el Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), integradas en la Federación de Colegios Magisteriales de Honduras que agrupa a 50,000 educadores de pre primaria, primaria y secundaria, se movilizaron para lograr el pago a 3,000 docentes nombrados en febrero y la apertura de 1,300 plazas.

Sin embargo, la dirigencia del Copemh logró un acuerdo en negociaciones con el ministro de Educación, Marlon Brevé, para suspender los paros parciales que cumplieron la semana anterior los miembros de esa organización, pero este convenio fue rechazado por las demás agrupaciones.

Más de 2.1 millones de estudiantes hay en los tres niveles en Honduras. De ellos, más de 500,000 son de secundaria, donde la mayoría de los educadores están afiliados al Copemh, que llamó a trabajar este lunes.