• |
  • |
  • AFP

Dos supuestos miembros de ETA, uno de ellos responsable de su aparato militar, han sido detenidos este viernes en Francia en un control de carreteras cerca de Dijon (centro-oeste), anunció Radio Nacional de España (RNE).

Uno de los detenidos en este control sería Asier Eceiza, mano derecha de Garikoitz Azpiazu, alias "Txeroki", considerado el jefe de los comandos de ETA, según la misma fuente que citó a un portavoz de la lucha antiterrorista española.

Junto a él, habría sido detenida una mujer identificada como Olga Gómez Arambilez, que podría haber participado en las acciones de seguimiento al concejal socialista española Benjamín Atutxa, al que la organización separatista armada vasca pretendía secuestrar.

Olga Gómez, que formaría parte del desmantelado Comando Vizcaya de ETA, es sospechosa de trabajar en las labores de seguimiento entre septiembre y diciembre de 2007 a Atutxa, concejal socialista de Eibar.

Esta última sería junto Arkaitz Goikoetxea, detenido el pasado martes en España, y el todavía huido Jurdan Martitegi, los tres presuntos miembros del comando, al que apoyaba una serie de miembros legales (no fichados por la policía, ndlr) que también han sido detenidos.

Ambos miembros de ETA fueron detenidos cuando intentaban escapar de un control de carretera cerca de Dijon.

Estas detenciones han llegado después que la policía española descubriera este viernes un nuevo escondite de ETA en el barrio de Algorta de Getxo (País Vasco, norte).

Se desconoce aún el contenido de este nuevo escondite, mientras la policía sigue buscando dos buzones también en Getxo, que los miembros de ETA detenidos el martes pasado usaban para comunicarse con la organización separatista armada vasca.

Es el tercer "zulo" descubierto por la policía, que el jueves encontró 120 kg de explosivos, cerca de la ciudad de Santo Domingo de la Calzada, en la provincia de la Rioja (norte), a unos 10 km de un primer zulo descubierto el miércoles por la tarde cerca de la localidad de Escaray.

Varios detonadores y matrículas de coche francesas y portuguesas fueron encontradas junto a los explosivos.

En el primer zulo, hallado en la cercana estación de esquí de Valdezcaray, en la provincia de La Rioja, que limita con la región vasca, los investigadores habían encontrado un fusil automático, herramientas para robar automóviles y una caja de tranquilizantes.

Un total de diez presuntos etarras han sido arrestados desde la noche del lunes al martes en un operativo que ha permitido desmantelar el comando Vizcaya y detener a su jefe, Arkaitz Goikoetxea.