Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

TEGUCIGALPA / AFP

Cientos de docentes salieron ayer viernes a las calles de la capital hondureña reclamando el pago de salarios atrasados desde febrero pasado y amenazando con paros y otras medidas de presión si sus demandas no son atendidas.

Los educadores se concentraron frente al edificio del ministerio de Finanzas, en el centro de Tegucigalpa, donde provocaron un severo congestionamiento vehicular.

Los educadores pertenecientes a seis colegios profesionales se reunieron en una asamblea en el instituto Hibueras, en el área céntrica de Comayagüela, de donde salieron en marcha hacia el ministerio de Finanzas.

“En la asamblea se decidió que lunes y martes vamos a paro y el miércoles celebraremos asambleas informativas para decidir otras acciones, como tomas de calles y puentes”, advirtió el presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), Eulogio Chávez.

Los seis gremios, que agrupan a unos 50.000 profesores que dan clases a 2,2 millones de alumnos, reclaman al gobierno el pago de sus salarios a 3.072 educadores nombrados en febrero, lo que implica para el gobierno una erogación de 52 millones de lempiras (2,8 millones de dólares).