• Beijing, China |
  • |
  • |
  • AP

En uno de los días de más smog que se hayan visto en el último mes, la capital de China fue cubierta el domingo por una densa capa de niebla tóxica y grisácea, pero las autoridades locales prometieron que la calidad del aire será ''buena'' para cuando los Juegos Olímpicos de Beijing se pongan en marcha dentro de 12 días.

Pese a las severas restricciones al tránsito de automóviles, en vigor desde hace una semana para reducir la contaminación, la visibilidad fue de apenas un kilómetro en algunas partes de la ciudad.

La Villa Olímpica, cuyas puertas fueron abiertas el domingo para la llegada de los atletas, era imposible de avistar desde la Zona Verde, donde se concentrarán la mayorías de las instalaciones deportivas de las justas.

''La calidad del aire en agosto será buena'', aseguró Du Shaozhong, subdirector de la Oficina Municipal de Protección Ambiental en Beijing.

La contaminación es una de las mayores interrogantes en torno a los Juegos que comienzan el 8 de agosto.

Du explicó el domingo a la prensa que el smog se debió a una combinación de neblina y un leve viento que no alcanzó para disipar la nubre tóxica.

Sin embargo, el funcionario dijo que los índices de contaminación habían bajado un 20% con respecto a un año atrás en medio de condiciones meteorológicas similares. No dio más detalles.

''Nuestro trabajo es reducir la contaminación lo más que se pueda, pero a menudo es normal la presencia de neblina en Beijing en esta época'', declaró Du.

Los atletas han empezado a llegar a Beijing, pero la cantidad aumentará en grandes números esta semana. Algunos, sin embargo, se dirigirán a otros sitios para entrenarse, como Corea del Sur y Japón, para esquivar el aire sucio de Beijing hasta el último minuto posible.

''La verdad es que no se ve muy bien, aunque ayer estuvo mejor'', declaró Gunilla Lindberg, una vicepresidente del Comité Olímpico Internacional.

''El día que llegué, el martes, fue feísimo'', añadió la dirigente sueca. ''Tratamos de siempre de tener esperanza. Ojalá tengamos suerte durante los Juegos, como la tuvimos en Atlanta, Atenas y Barcelona''.

Jacques Rogge, el presidente del COI, advirtió que pruebas al aire libre que requieran gran resistencia física podrían ser postergadas si la calidad del aire es mala.

Las autoridades han impuesto drásticas medidas para reducir la contaminación, entre ellas el retiro de 3,3 millones de vehículos, el cierre de fábricas en la ciudad y en media docena de provincias cercas y detener las obras de construcción.

Los expertos han advertido que si bien las medidas reducirán la contaminación, no son garantía de cielos azules durante las justas.