• Tenesí, EE.UU. |
  • |
  • |
  • AP

Un sujeto armado con una pistola entró a una iglesia y abrió fuego el domingo, matando a una persona y dejando lesionadas a otras ocho, informó Sterling Owen, jefe policial de la población de Knoxville.

La policía informó que el atacante, cuyo nombre no se divulgó de inmediato, fue detenido. Ningún niño resultó lesionado.

Una vocera del hospital dijo que cinco de los lesionados estaban en condición crítica.

Owen identificó al occiso como Greg McKendry, de 60 años, quien asistía desde hacía años a la Iglesia Universalista Unitaria del Valle de Tenesí.

''Parece que el señor McKendry fue la primera persona a la que él (el atacante) encontró cuando ingresó al santuario'', dijo Owen. ''Pasará un tiempo antes de que todos los hechos sean esclarecidos''.

Un miembro de la iglesia, quien llegó momentos después del tiroteo, dijo que el sujeto disparó en tres ocasiones y fue derribado. Las autoridades no especificaron cuántas personas sometieron al agresor.

''Era un grupo grande, y les agradecemos porque, sin ellos, la situación pudo haber sido mucho peor'', dijo el alcalde Bill Haslam.

Había unas 200 personas en la iglesia al momento del tiroteo. Observaban una representación en la que participaban unos 25 niños.

La policía acordonó la zona, tomó declaraciones a los testigos y recopilaba las grabaciones de la representación que algunas personas hacían con sus cámaras en el momento del ataque.