• Los Ángeles, EEUU |
  • |
  • |
  • AFP

Los bomberos de California ordenaron el domingo que se evacuaran las zonas al oeste del parque nacional estadounidense Yosemite al extenderse un voraz incendio que quemó edificios y amenaza unas 2.000 casas.

"En este momento el fuego marca la pauta de lo que podemos hacer", dijo el oficial de emergencia Bill Hodson mientras los bomberos se adentraban en el bosque y entre los matorrales de la Sierra Nevada, en el condado de Mariposa.

Según informó la oficina estatal de bomberos CalFire, el incendio causó "pérdidas materiales significativas", pero debido a la intensidad del fuego, no se pueden tener más detalles sobre la cantidad de construcciones afectadas.

El fuego arde al norte y noreste de la ciudad de Mariposa, y estaba a 30 kilómetros de la entrada de Yosemite, habitualmente repleto de visitantes durante las vacaciones de verano.

Hasta el mediodía del domingo no fue reportado ningún herido como consecuencia del fuego que cubre ahora unas 8.000 hectáreas.

Mientras varios campings fueron cerrados en el oeste del parque, las rutas que conducen a Yosemite seguían abiertas, declaró el portavoz de CalFire Daniel Berlant.

Berlant dijo a Fox News que 2.000 bomberos con 200 vehículos, 12 aviones cisterna y 12 helicópteros combatían el fuego.

"El estado de California está extremadamente seco; son condiciones que no vimos en décadas. Específicamente, donde está localizado el incendio, no habíamos visto ningún incendio en los últimos 100 años", agregó Berlant.