•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El temporal que en las 24 últimas horas ha azotado a casi toda Centroamérica ha causado la muerte de cerca de una veintena de personas en Guatemala, Nicaragua y El Salvador, además de inundaciones y derrumbes en Costa Rica y Honduras.

El fenómeno es producto de un sistema de baja presión que comenzó a afectar el lunes a la región y que hoy se convirtió en la depresión tropical número 12 en el Pacífico, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami.

El país más afectado es Guatemala, donde las autoridades gubernamentales y de socorro informaron este miércoles de al menos 12 personas muertas, entre ellas tres menores; otras dos desaparecidas, 2.260 damnificadas y más de 30.000 afectadas.

Las autoridades declararon el alerta roja en el país, donde se han reportado además una docena de derrumbes sobre carreteras, ocho puentes con daños severos, 122 viviendas con daños leves, 225 con daños moderados y dos con afectación severa.

El director de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Alejandro Maldonado, dijo que se prevé que la depresión tropical formada en el Pacífico, identificada como "12-E" podría convertirse en una tormenta en las próximas horas.

"El país está en condiciones críticas debido a que el sistema (de baja presión) ha quedado estacionado (sobre Guatemala). Si las lluvias persisten pueden ocasionar problemas por todas partes", alertó por su parte Eddy Sánchez, director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología.

En El Salvador, las autoridades informaron este miércoles que una mujer identificada como Gloria Elizabeth Ramos, de 19 años, murió soterrada al derrumbarse una pared de su casa, ubicada en una colonia de la periferia San Salvador.

Una hermana de la víctima, Sofía del Carmen Ramos, de 17 años, fue rescatada viva y hospitalizada, dijo a los periodistas el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

Más de 1.800 personas ha sido evacuadas de sus hogares y se encuentran en albergues en varias regiones del país, según las autoridades salvadoreñas, que han contabilizado al menos 10 ríos desbordados, 25 inundaciones y 77 aludes "importantes".

También se ha ordenado la suspensión del tráfico con Guatemala, porque el puente del puesto fronterizo de La Hachadura "ha quedado inhabilitado" por el desbordamiento del río Paz, mientras que el Ministerio de Educación suspendió ayer las clases en la región costera y otras zonas amenazadas por las lluvias.

Por su parte, las autoridades de Nicaragua informaron este miércoles que han amainado en el país las precipitaciones, que el martes fueron muy intensas y causaron la muerte de cuatro personas, entre ellas dos infantes, y tres lesionados.

La primera dama nicaragüense y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno, Rosario Murillo, dijo a través de medios oficiales que pese a la situación se mantiene el alerta preventiva, para garantizar una "permanente atención a cualquier impacto" por las lluvias.

En Costa Rica, las autoridades informaron este miércoles que las fuertes lluvias que afectan al país desde el pasado fin de semana no han causado muertos ni heridos, pero han obligado a 138 personas a refugiarse en albergues y a la Comisión Nacional de Emergencias a elevar el nivel de alerta preventiva.

La crecida de diversos ríos, especialmente en la costa del Pacífico, ha causado además deslizamientos y daños parciales en al menos 11 carreteras, de acuerdo con el Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

En Honduras, las lluvias solo han causado algunos deslizamientos de tierra y obstrucción de algunas carreteras, según las autoridades, que sin embargo declararon el martes una alerta preventiva en 13 de las 18 regiones del país.