•   WASHINGTON / EFE  |
  •  |
  •  |

Estados Unidos comenzó ayer una campaña ante la comunidad internacional para presionar a Irán después de que se desmantelara una supuesta trama terrorista con el aparente apoyo de ese régimen.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo ayer que su país va a “trabajar estrechamente con sus socios internacionales para aumentar el aislamiento de Irán y la presión sobre su Gobierno”.

Clinton añadió que la trama frustrada que pretendía atentar contra la vida del embajador saudí y contra los edificios diplomáticos de Arabia Saudí e Israel en Washington supone una “peligrosa escalada del Gobierno iraní en su larga tradición del uso de la violencia política y el patrocinio del terrorismo”.

“Sin embargo, esto no es solo sobre Irán y Estados Unidos o solo sobre Arabia Saudí. Apuntar contra la vida de un embajador viola la Convención sobre la Protección y el Castigo de Delitos contra Personas Internacionalmente Protegidas, que, por supuesto incluye a los diplomáticos”, añadió.

Intenso cabildeo en ONU
Estados Unidos inició ayer en la ONU contactos con los miembros del Consejo de Seguridad para informarles individualmente de los detalles de la presunta implicación de Irán en la trama terrorista.

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Susan Rice, se reunió con algunos de los 15 miembros del máximo órgano internacional de seguridad, que señalaron que esos contactos continuarán durante el jueves hasta cerrar la ronda con todos los integrantes del Consejo, informaron a Efe fuentes diplomáticas.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, detalló en su rueda de prensa diaria que Clinton conversó con la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, como parte de una ronda de llamadas a sus homólogos para informarles sobre la trama frustrada.

“Hemos tenido una cooperación excelente con México en este periodo, y uno de los objetivos de la conversación de la secretaria de Estado con su homóloga fue el de agradecerle esa relación”, dijo Nuland.

La titular de Exteriores estadounidense también llamó al ministro de Exteriores saudí, Saud al-Faisal, y al ruso, Sergei Lavrov, entre otros, y se reunió con el embajador de Suiza en Teherán, Livia Leu Agosti.

Además, el Departamento de Estado emitió una alerta de viaje a todos los ciudadanos estadounidenses en el mundo tras hacer público el frustrado intento de atentado y advirtió que esto podría ser una señal de que Irán ha adoptado un “enfoque más agresivo” en la actividad terrorista.