•   Londres  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Miles de "indignados" se manifestaron hoy frente a la catedral de San Pablo en el centro financiero de Londres al no poder acceder, como tenían previsto, a la zona donde se ubica la Bolsa de Valores, debido a un fuerte cordón policial.

Agentes de la Policía Metropolitana de Londres (MET) bloqueaban el acceso a la plaza donde se sitúa la Bolsa -a pocos metros de la catedral-, donde un cartel informaba de que el acceso estaba restringido por tratarse de un inmueble de propiedad privada.

Fuentes de la MET indicaron que se había emitido una orden judicial de prohibición del acceso al recinto de la Bolsa.

Este contratiempo no impidió a varios miles de londinenses, entre ellos un nutrido grupo de españoles abanderados del movimiento del 15M -en alusión al movimiento surgido el 15 de mayo pasado-, protestar, pancarta en mano, contra los excesos del sistema financiero y exigir más democracia.

Ubicados a las puertas de la catedral de San Pablo, los manifestantes -entre 3.500 y 5.000 personas, según estimaciones de la BBC-, convocados por Occupy LSX y el grupo del 15M en Londres, entre otros, celebraron asambleas para decidir cómo va a evolucionar la protesta, sin descartar una acampada durante la noche si las fuerzas del orden lo permiten.

Durante los discursos hizo una breve aparición Julian Assange, responsable WikiLeaks, que publicó miles de cables diplomáticos confidenciales.

,Assange, quien afronta en el Reino Unido un proceso de extradición a Suecia por cargos de supuesto abuso sexual, dio ánimos a los manifestantes.

"Aunque la protesta de Londres es una muestra de solidaridad con la ocupación de Wall Street en Estados Unidos y quiere condenar el desmadre en los mercados financieros, nosotros no olvidamos que nuestro objetivo prioritario es el sistema político en España", declaró a Efe Jon Villada, portavoz del movimiento 15M.

"Lo que exigimos es que nuestros políticos actúen en consonancia con las obligaciones de los cargos que ocupan y para los que han sido elegidos (...), teniendo a la ciudadanía como prioridad siempre", señaló Villada, de 24 años.

Por su parte, Virgina López, de 30 años, que colaboró en la organización del evento, señaló que los manifestantes representan "al 99 por ciento" de la ciudadanía, que protestan contra la minoría del 1 por ciento que explotan el sistema en su beneficio.

"Este movimiento es una continuación de la Primavera Árabe, la resistencia en Grecia, en España y Estados Unidos", afirmó.

Los organizadores británicos de la protesta, entre ellos Uncut -organización contraria a los recortes del Gobierno británico- han reconocido la inspiración que para ellos ha sido el movimiento de los indignados en España.

Así, la intención de la ocupación londinense, que coincide con actos similares en 951 ciudades del mundo bajo el eslogan común de "Unidos para el cambio global", es ser un ejemplo de democracia, con asambleas y talleres educativos, siguiendo el modelo español.

"Hay muy buen ambiente, y pacífico, aunque estemos indignados", declaró a Efe Ali Alizadeh, profesor de universidad de 34 años y origen iraní.

"Lo importante de la jornada de hoy es que supone la consolidación de un movimiento global importante, la gente se está dando cuenta de que los problemas globales necesitan una resistencia global", añadió.