•   Caracas / EFE  |
  •  |
  •  |

Al menos tres muertos dejaron choques entre reclusos en la cárcel venezolana de Uribana, mientras que alrededor de 60 personas permanecen “secuestradas” por reos en la prisión de Tocuyito, dijeron fuentes del Gobierno y una ONG.

En Uribana, situada en el occidente del país, se reportó este viernes la muerte de un interno por un disparo y posteriormente de otros dos presos por la detonación de una granada, dijo una fuente del Ministerio del Servicio Penitenciario.

Detalló que ayer la situación en el penal era de “normalidad”, por lo que se permitió el ingreso de la visita. El director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado, explicó a Efe que en Uribana se registraron, además, por lo menos cinco heridos, dos de ellos por esquirlas, y atribuyó las riñas a un “cambio de carro” (de líderes).

Según la versión de Prado, el estallido de la granada se produjo hoy, lo que también informaron medios locales. En ese penal se había registrado el jueves una discusión de algunos reos con los pranes (líderes), que causó cuatro muertos, después de que supuestamente mostraran diferencias con una huelga de hambre que se llevaba a cabo desde el pasado martes en reclamo de mejor atención médica y una aceleración de los retrasos procesales. “Ya Uribana tiene siete muertos en menos de una semana”, advirtió Prado.

Por otra parte, la fuente oficial confirmó que al menos 60 personas, en su mayoría custodios, permanecen “secuestradas” desde ayer en la cárcel de Tocuyito, en el estado Carabobo (centro-norte), por reclusos que exigen la presencia de la ministra del Servicio Penitenciario de Venezuela, Iris Varela.

El pasado 4 de octubre, Varela exigió el fin de otro “secuestro” de 1.500 familiares de presos en Uribana antes de trasladarse a ese presidio, y advirtió a los manifestantes que estaban “cometiendo un delito”.