•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las lluvias que desde hace una semana azotan El Salvador causaron daños a bienes culturales y sitios arqueológicos del país, entre ellos a Joya de Cerén, comunidad maya prehispánica declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, informó el lunes una fuente oficial.

"Hemos tenido daños graves y lamentables en distintos sitios arqueológicos; esto que ha sucedido hoy no lo esperábamos, hay bastante destrucción en zonas de ruinas arqueológicas", aseguró el director nacional de Patrimonio Cultural, Ramón Rivas.

En algunas áreas del complejo arqueológico Joya de Cerén, ubicado en el departamento La Libertad, en el suroeste del país, está brotando agua de las paredes, "algo no muy usual", dijo Rivas.

"Se ha tenido que trabajar mucho evacuando el agua, hemos metido gente en cantidad para sacar el agua que brota y brota, se ha trabajado con máquinas, y ahora tenemos que tomar contacto con la Unesco, pues necesitamos gente especializada para que verifique el problema", señaló Rivas.

En 1993, Joya de Cerén fue declarado patrimonio cultural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en razón de la riqueza de los vestigios que guarda de la comunidad maya que habitó en la zona.

Rivas dijo que también ha sufrido "daños graves" el complejo arqueológico de San Andrés, ubicado en la misma región que Joya de Cerén y que encierra pirámides, patios y centros ceremoniales de la antigua cultura maya.

Un cercano río se desbordó a raíz de las intensas lluvias y anegó algunas zonas de San Andrés, aunque las aguas no llegaron a dañar las pirámides del lugar, pero sí antiguas piletas donde los indígenas extraían el añil.

"En San Andrés el daño es mayor que en Joya de Cerén, son pérdidas incalculables al patrimonio cultural del país", lamentó Rivas.

Otras edificaciones del patrimonio cultural salvadoreño también registran daños, aunque no severos, entre ellos los antiguos edificios del Palacio Nacional y el Teatro Nacional, ubicados en el pleno corazón de San Salvador, y cuya estructura se ha dañado debido a las numerosas filtraciones de agua.