•   TUXTLA GUTIERREZ / AFP  |
  •  |
  •  |

El grupo de Tuxtla, integrado por Centroamérica, México, Colombia y República Dominicana, buscará modernizar y coordinar sus policías y fiscalías para combatir al crimen organizado, sobre todo al narcotráfico, se acordó este lunes en una reunión ministerial.

Cancilleres y vicecancilleres de este mecanismo de diálogo mesoamericano concluyeron en la ciudad mexicana de Tuxtla Gutiérrez (Chiapas, sureste), una reunión en la que definieron el documento que llevarán ante la XIII Cumbre Presidencial del organismo, a realizarse en principio en noviembre.

Entre los proyectos que serán discutidos en la Cumbre, están “modernizar y coordinar a las policías, a las fiscalías a nivel de la región, inteligencia e intercambio de información”, dijo en rueda de prensa el vicencanciller de El Salvador, Carlos Castañeda, al término del encuentro.

El canciller guatemalteco, Haroldo Rodas, declaró por su lado que los presidentes analizarán ocho proyectos seleccionados de un grupo de 22 discutidos en la Conferencia Internacional de Seguridad, realizada en Guatemala dos meses atrás.

“Son proyectos que ya están preparados con sus costos financieros. A los presidentes se les informará sobre los resultados que tenemos”, dijo Rodas al subrayar que el tema del “narcotráfico y el crimen organizado es uno de los más importantes en la región”.

Narcotráfico recrudece
El narcotráfico en Centroamérica, añadió Rodas, ha recrudecido porque ya no solo es una zona de paso, sino también escenario de distintos hechos que hacen aún “mucho más compleja” esta problemática que afecta a la región.

La canciller mexicana, Patricia Espinosa, detalló que se discutirán “acciones de lucha contra los grupos de la delincuencia organizada trasnacional, en los ámbitos del narcotráfico, de precursores químicos, lavado de dinero y tráfico de armas”.

Al instalar la reunión, Espinosa había resaltado que el crimen organizado representa una “amenaza” para las instituciones y la consolidación democrática de la región.

El gobernador de Chiapas, Juan Sabines, propuso de su lado crear un documento que permita el ingreso de centroamericanos a México, el cual permitiría combatir el tráfico de personas y frenar los atropellos que sufren miles de inmigrantes que intentan la travesía.

“El compromiso es poder tener un acuerdo conjunto y que ellos (los centroamericanos) también emitan un documento y que la visa no sea un pretexto para que no puedan entrar al país”, dijo Sabines a la prensa. Así se atendería un “problema de seguridad para México y un tema de derechos humanos”, agregó.

Al encuentro acudieron los cancilleres de Nicaragua, Samuel Santos; Costa Rica, Enrique Castillo, y de Panamá, Roberto Henríquez. El Salvador, Honduras, Belice, República Dominicana y Colombia estuvieron representados a nivel de vicecancilleres.

El Grupo de Tuxtla, que ha tenido distintas denominaciones y al que se han ido incorporando los países de la región, fue creado en 1991 como un foro para articular proyectos comunes de cooperación en beneficio de los pueblos mesoamericanos.

En la Cumbre previa, realizada hace un año en Cartagena, Colombia, la declaratoria también estuvo dominada por el tema del narcotráfico, es especial la condena a Estados Unidos al ser este el principal mercado de consumo en el mundo.