•   Bangkok / Tailandia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de Tailandia elevaron hoy a 315 el número de muertes causadas por las graves inundaciones que amenazan con extenderse hasta Bangkok, la capital, donde se refuerza la protección ante el avance del agua procedente del norte.

El Ejército apoyado por operarios de los servicios públicos y voluntarios comenzó hoy a colocar a lo largo de seis kilómetros los 1,2 millones de sacas de arena necesarias para evitar que el agua entre en Bangkok por el norte, como si se tratara de un lento tsunami.

Ante el empeoramiento de la crisis, la primera ministra, Yingluck Shinawatra, convocó hoy otra reunión de urgencia de su Gabinete con la finalidad de adoptar medidas adicionales y examinar el coste económico de las inundaciones.

El Gobierno contempla aumentar el déficit presupuestario en un 14 por ciento o en 400.000 millones de baht (unos 13 mil millones de dólares, 9.430 millones de euros) para el años fiscal que comenzó el pasado 1 de octubre.

Las autoridades de Tailandia temen que el daño económicos sea devastador si las inundaciones alcanzan Bangkok, una ciudad de unos diez millones de habitantes y que contribuye con el 41 por ciento al Producto Interior Bruto (PIB).

El daño causado por las inundaciones que van por su tercer mes y se acercan ya al cuarto, han costado ya el 1,7 por ciento de su PIB para este año, que en principio se proyectaba sería del 4,4 por ciento.

La Federación de Industrias Tailandesas estima que los daños por las inundaciones ascienden a 190.000 millones de baht (unos 6.200 millones de dólares o 4.400 millones de euros).