•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, restó importancia el martes al pedido de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que lo exhortó a cesar los ataques contra la "prensa independiente" de Ecuador.

"Me tiene sin el menor cuidado", dijo Correa a periodistas en Guayaquil (suroeste), luego de que la SIP también alertara "a los medios del mundo sobre la progresiva pérdida de la libertad de expresión en Ecuador", donde "la justicia está emitiendo sentencias contrarias a los tratados internacionales".

La advertencia del gremio fue hecha el martes en el marco de su 67 Asamblea General celebrada en Lima.

Tres directivos y un ex editor de opinión del diario El Universo de Guayaquil fueron condenados a tres años de cárcel y al pago de 40 millones de dólares en un juicio penal del mandatario por injurias calumniosas.

Un recurso de apelación de esta sentencia fue presentado en la Corte Nacional de Justicia (suprema).

"¿Qué solvencia intelectual, moral, democrática tiene el señor (Gonzalo) Marroquín que no sea haber tenido plata para comprarse unos cuantos periódicos en Guatemala? Así que puede decir lo que sea que a mí ni me va ni me viene", dijo el gobernante ecuatoriano.

Correa mantiene un duro enfrentamiento con Marroquín, quien dejó la presidencia de la SIP al ser designado el estadounidense Milton Coleman, editor de The Washington Post, para el cargo el martes en Lima.

En julio pasado, el presidente ecuatoriano amenazó con expulsar a Marroquín si en sus visitas al país insistía en llamarlo dictador.

"Creo que hemos tolerado demasiado y la próxima vez que este malcriadito venga a decir -un extranjero que el país lo recibe con respeto- que aquí hay una dictadura, que no se cumple la ley, lo expulsamos del país", advirtió.

Marroquín negó haber empleado ese calificativo, aunque anotó que el de Correa es un gobierno "intolerante" cuyas acciones le pueden llevar a tomar medidas "dictatoriales".