•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los indígenas que llegaron este miércoles a La Paz tras una caminata de 65 días en rechazo a una carretera que impulsa el gobierno de Evo Morales instalaron una vigilia enfrente del Palacio Quemado a la espera de abrir un diálogo, informaron sus dirigentes.

"Estamos a la espera del presidente, que seguro mañana va a llegar y nos va a recibir, por lo tanto vamos a estar esperándolo aquí", frente a la casa de gobierno, declaró Fernando Vargas, líder de la marcha, instalado junto a decenas de manifestantes en la plaza de armas de La Paz.

Vargas reclamó que Morales no hubiese salido al encuentro de la marcha que este miércoles arribó tras 600 km de caminata y luego de haber soportado una brutal represión que intentó dispersarla a fines de septiembre.

"No estamos lejos, estamos ahorita al frente de palacio, en la plaza Murillo, donde el propio presidente nos puede decir personalmente" el momento en que se iniciará el diálogo sobre una plataforma de 16 puntos, entre ellos el pedido de anulación del proyecto carretero que prevé atravesar una reserva natural, dijo Vargas.

El líder indígena afirmó asimismo que la marcha no será desmovilizada hasta que el gobierno atienda la totalidad de sus demandas.

El ministro de Comunicación, Iván Canelas, aseguró por su parte que en el gobierno "estamos listos para iniciar el diálogo si quieren de manera inmediata, si no mañana (jueves)".

A nombre de Morales, el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, había enviado una nota la noche del martes a la marcha indígena para "invitarles a dialogar directamente una vez que ésta arribe a la ciudad de La Paz".