•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Inusuales temporales que expertos ligan al cambio climático seguían azotando este miércoles, por décimo día consecutivo América Central, donde los balances rondan el centenar de muertos, cientos de miles de afectados y hacen planear el riesgo de hambrunas y enfermedades.

Reportes desde Guatemala y El Salvador --con 36 y 32 fallecidos respectivamente-- dan cuenta de decenas de miles de hectáreas de cultivos de alimentos básicos perdidas, en una región en la que la mitad de la población vive en la pobreza.

Al mismo tiempo desde Honduras, donde fallecieron 13 personas, y Nicaragua --con 12 decesos-- los expertos temen eventuales brotes de dengue y leptospirosis, sin olvidar los riesgos de una epidemia de gripe debido a un frente frío que se aproxima a la región.

Efectos en Colombia y México

La habitual temporada de lluvias anual en las latitudes subtropicales del hemisferio norte, tuvo también fuerte impacto en Colombia, donde desde septiembre se registran 29 muertos y casi 100.000 afectados, y en el sur de México, con 125.000 damnificados esta semana y 40 muertos desde julio.

La inusual fiereza de las lluvias --en El Salvador se registraron en algunos puntos 1.200 milímetros de precipitaciones en una semana, cuando la media en ese período es de 100-- fue asociada por expertos al cambio climático y a otras razones puntuales.

Lluvia extrema

"La lluvia que hemos tenido es una lluvia extrema (...) y quiérase o no nosotros hemos mencionado de que en alguna medida siempre tiene algún vínculo con los cambios que se están dando en el clima", dijo Lorena Soriano, meteoróloga del salvadoreño Servicio Nacional de Estudios Territoriales.

Sin descartar influencias del cambio climático, "hay que echarle la culpa al fenómeno de 'La Niña' y a una inestabilidad atmosférica sobre la región. Es un caso muy puntual", dijo por su lado Daniel Poleo, del servicio meteorológico de Costa Rica.

"Tenemos un resurgimiento de aguas frías en el océano Pacífico y condiciones atmosféricas anómalas de circulación, lo que favorece el aumento de las precipitaciones", coincidió en Bogotá Gloria León, experta del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Trastorno climático

Guatemala, Colombia, México, por mencionar solamente algunos países del área, atravesaron ya un calvario en 2010, traducido en la temporada de mayores precipitaciones de la que se tenga registro, y con centenares de muertos en cada uno de ellos por la misma causa.

"Tenemos un trastorno en el clima. En la década del 60 y 70 tuvimos el impacto de un fenómeno atmosférico en cada década; luego en los años ochenta hubo dos; en la década del 90 cuatro; entre 2000 y 2010 ya fueron siete eventos y esta nueva década ya tenemos el primer evento y la pregunta es ¿cuántos van a ser?", dijo el ministro de Medio Ambiente salvadoreño, Herman Rosa Chávez.

Asoma desnutrición

Las lluvias tambien provocaron severas pérdidas en las cosechas en una región en la cual la desnutrición golpea a varios millones de personas.

El mayor impacto parece concentrarse en Guatemala, donde 15 % de la población sufre desnutrición y ahora otras 150.000 personas están en riesgo de hambruna dijo la ONG Consejo de Instituciones de Desarrollo, al estimar que 40.000 familias perdieron sus cultivos de subsistencia de maíz y frijoles.

Cultivos ahogados

En Honduras se reporta la pérdida de 8.000 hectáreas de cultivos, en Costa Rica de 8.000 hectáreas de arroz y 20.000 de pasturas utilizadas por ganado lechero, y en Panamá están en riesgo de perderse 157.000 quintales de arroz.

En ese marco de malas noticias a repetición, los 42 millones de centroamericanos mantenían sus esperanzas en que un frente frío haga cesar las lluvias, frente cuya llegada fue anunciada y postergada varias veces desde el fin de semana.

Este miércoles en Tegucigalpa los servicios meteorológicos precisaron que "el primer frente frío de la temporada está desplazándose rápidamente por el Golfo de México (y) podría estar ingresando a la costa norte de Honduras el miércoles por la noche".

Influenza y Gripe A

Pero con decenas de miles de personas colocadas en situación precaria por las inundaciones y deslaves, el anunciado frente hacía temer eventuales brotes de gripe, dengue y leptospirosis.

Las actuales condiciones de humedad "son propicias para la circulación de virus" como el H1N1, de la Influenza" dijo en Managua a la AFP, la portavoz del ministerio de Salud de Nicaragua, Vilma Areas.

Otras enfermedades que están siendo monitoreadas por las autoridades nicaragüenses, son la leptospirosis, provocada por el orin de roedores y el dengue, que este año registra 860 contagios.

En San Salvador el viceministro de Salud, Eduardo Espinoza, informó sobre un brote de varicela que afecta a cinco niñas en un albergue, 35 km al este de la capital y también precisó que entre los afectados por las lluvias se atendieron mas de 3.600 casos de infecciones respiratorias.