•   ATENAS / AFP  |
  •  |
  •  |

Enfrentamientos entre jóvenes y policías transformaron el miércoles en campo de batalla el centro de Atenas, sofocado por gases lacrimógenos e incendios de botes de basura, al margen de una enorme manifestación contra la austeridad.
Cuarenta y cinco personas resultaron heridas, entre ellas 25 policías y 20 manifestantes, según la policía y el Ministerio de Salud.

Iniciados por la tarde frente al Parlamento, en la plaza central de Syntagma, por grupos de jóvenes enmascarados, los enfrentamientos y los actos de vandalismo contra almacenes y edificios públicos seguían cuatro horas más tarde en los alrededores, desertados por la mayoría de los manifestantes.

Centenares de manifestantes seguían hostigando con lanzamiento de cócteles Molotov, piedras y botes de basura incendiados a las fuerzas del orden, que seguían a la defensiva, cambiando la táctica de ataques agresivos y brutales de los últimos meses.

Un policía de civil localizado en medio de la muchedumbre por manifestantes fue golpeado por un grupo de agresores, que se apoderaron de su arma, indicó una fuente policiaca.

Las calzadas de las grandes arterias del centro estaban cubiertas de botes de basura incendiados -sacados de los montículos de basura acumulados durante dos semanas de huelga de los recolectores de basura-, así como de pedazos de mármol y vidrios rotos de las estaciones de autobuses destruidas.

Los sacrificios exigidos a los griegos, que afectan en particular a una función pública ineficaz y costosa construida a golpe de clientelismo político, no hacen más que agravar la recesión que vive el país por tercer año consecutivo.