•   Londres, Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El primer ministro británico, David Cameron, señaló que este jueves era "un día para recordar a todas las víctimas" del derrocado dirigente libio Muamar Kadafi, a quien calificó de "brutal dictador" después de que las autoridades libias le confirmaran su muerte.

"Creo que hoy es un día para recordar a todas las víctimas del coronel Kadhafi", incluidas las 270 que murieron por el atentado perpetrado contra un avión de la compañía estadounidense PanAm que estalló sobre la localidad escocesa de Lockerbie en diciembre de 1988, dijo en una breve declaración a la prensa frente a su residencia de Downing Street.

Se refirió también a "las víctimas del terrorismo del IRA" que murieron por el uso del explosivo Semtex presuntamente suministrado por los libios al hoy inactivo Ejército de Liberación Irlandés, y a la agente de policía británica Yvonne Fletcher, asesinada en 1984 frente a la embajada de Libia en Londres.

"Debemos recordar también a los numerosos libios que murieron en manos de este brutal dictador y de su régimen", agregó.

El primer ministro británico expresó su convencimiento de que, tras la muerte de Kadhafi, los libios tienen "una oportunidad todavía mayor de construirse un futuro fuerte y democrático" y se declaró "orgulloso" del papel desempeñado por el Reino Unido para ayudarles a lograr ese objetivo.

Además, rindió homenaje "al valor de los libios que han ayudado a liberar su país", y se comprometió a ayudarles y a trabajar con ellos.

El Consejo Nacional de Transición (CMT) libio había anunciado poco antes que Kadhafi fue eliminado por las fuerzas del nuevo régimen, en su asalto final al último reducto de la resistencia en su ciudad natal, Sirte.