•   LA FRIA, VENEZUELA / AFP  |
  •  |
  •  |

El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció este jueves al llegar de Cuba que ya está “libre de la enfermedad”, a cuatro meses de haber sido diagnosticado de cáncer, un resultado “exitoso” que el mandatario agradecería ante una imagen de Cristo en un santuario católico.

Con un semblante tranquilo, Chávez informó que una serie de exámenes médicos practicados esta semana en La Habana confirmaron los buenos pronósticos sobre la evolución de su salud, tras someterse a un tratamiento que incluyó cuatro sesiones de quimioterapia, tres en la capital cubana y una en Caracas.

“En estos cuatro meses transcurridos podemos decir que ha concluido una etapa vital en el tratamiento de la enfermedad que me sorprendió. Fue una estrategia combinada entre cirugía y quimioterapia que concluyó de manera exitosa. Es lo primero que debo ratificar”, anunció el Presidente.

“Es necesario continuar monitoreando en estos casos, a pesar de que los exámenes que se hicieron permiten afirmar que estoy libre de la enfermedad”, añadió Chávez, que llegó desde La Habana directamente a La Fría, una pequeña ciudad del Estado Táchira, en los andes venezolanos, en el oeste del país.

Vestido con uniforme militar de combate, el Presidente fue recibido con honores por todo su gabinete, y su llegada fue transmitida en cadena nacional por todos los medios de radio y televisión.

Agradecido con Dios
Desde La Fría Chávez se dirigió a la localidad de La Grita, distante a unos 40 km, donde dará “gracias a Dios” y “pagará la promesa” por su recuperación visitando el santuario del Santo Cristo, el más popular lugar de peregrinación de Venezuela.

El Presidente viajó en una caravana, asomado por el techo del automóvil saludando a quienes se acercaban al camino para verlo.

“Quiero dar gracias a Dios y por eso (voy a cumplir) la promesa al Santo Cristo de La Grita. Vine a presentarme al jefe, al comandante de los comandantes, al Cristo Redentor”, añadió el mandatario, que dijo ser ahora “cada día más amante de Cristo”.

El presidente es un católico ferviente y a menudo ha señalado que Jesucristo fue “el primer socialista” de la historia.
De 57 años, Chávez fue diagnosticado de cáncer a fines de junio. El Presidente es el único que ha informado oficialmente sobre su enfermedad y no ha precisado qué tipo de cáncer tiene ni dónde estaba alojado el tumor que le fue extraído el 20 de junio en La Habana.

“La conclusión de estos cuatro meses es que he comenzado a salir de la cueva. Y aquí estoy”, dijo Chávez, explicando que se recuperó bien de la cirugía, que la quimioterapia no dejó efectos tóxicos en su organismo y que no hay rastros de nueva actividad celular anormal.

“Ahora voy a iniciar un nuevo ciclo de recuperación física mucho más acelerado”, “voy a tener más contacto físico con ustedes, más cercanía con el pueblo”, anunció este líder carismático e hiperactivo que durante el tratamiento redujo fuertemente sus apariciones públicas.