•   LA PAZ / AFP  |
  •  |
  •  |

Un primer diálogo entre líderes de unos 2,000 indígenas bolivianos que llegaron el miércoles a La Paz para pedir la anulación de un proyecto vial y el presidente Evo Morales se frustró porque los primeros exigían verlo en la sede de gobierno y el mandatario los esperaba en la Vicepresidencia.

“Lamento que no se presenten”, dijo Evo Morales, en una breve conferencia de prensa en las oficinas de la Vicepresidencia, y aseguró que “seguiremos esperando, nuestra obligación es esperar”.

Los líderes indígenas, que durmieron la noche en la Plaza de Armas, al frente del Palacio Quemado (presidencial) siguen allí, esperando a Morales, que está a 200 metros de allí en la sede de la Vicepresidencia, en lo que se constituye en el primer pulseo para un diálogo que se vislumbra complicado.

El mandatario explicó que no existen por el momento ambiente apropiado para recibir a un grupo masivo en Palacio de Gobierno, sometido a obras de refacción, y que el único espacio con la comodidad suficiente es la sede de la Vicepresidencia.

Evo Cede
De última hora, se informó que el presidente abrirá el Palacio de Gobierno a un grupo de 20 indígenas de la Amazonia para iniciar el diálogo sobre sus demandas, la principal de las cuales es la suspensión definitiva de la construcción de una carretera que atravesaría un territorio protegido.

“Es un nuevo esfuerzo que estamos haciendo. Vamos a hacer un espacio para veinte personas y esperemos que esta vez no haya caprichos ni intransigencias”, dijo el ministro de Comunicación, Iván Canelas, al informar que una carta en ese sentido fue enviada a los dirigentes indígenas en vigilia en la Plaza de Armas, sede del Poder Ejecutivo.