•   WASHINGTON / AFP  |
  •  |
  •  |

Los líderes occidentales expresaron sus deseos de que la muerte del exhombre fuerte libio Muamar Kadhafi a manos de los revolucionarios, permita avanzar hacia la paz y la democracia en Libia; mientras que el presidente venezolano Hugo Chávez la calificó de asesinato.

“Anunciamos al mundo que Kadhafi murió a manos de los revolucionarios”, dijo el portavoz del Consejo Nacional de Transición, CNT, Abdel Hafez Ghoga. “Es un momento histórico, es el fin de la tiranía y de la dictadura. Kadhafi cumplió su destino”, agregó.

El presidente estadounidense Barack Obama dijo que la muerte de Kadhafi puso “fin a un largo y doloroso capítulo” para el pueblo libio, y llamó a las nuevas autoridades de Trípoli a forjar un país “democrático”.

“Hoy, el Gobierno de Libia anunció la muerte de Muamar Kadhafi. Ello marca el fin de un capítulo largo y doloroso para los habitantes de Libia, que ahora tienen la oportunidad de determinar su propio destino en una Libia nueva y democrática”, dijo Obama en el rosedal de la Casa Blanca.

Ban Ki-Moon dice que camino será difícil
El Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó que “este día marca una transición histórica para Libia”, aunque “es solo el fin del principio. El camino por delante para Libia y su pueblo será difícil y lleno de desafíos. Ahora es el momento de que todos los libios se unan”.

Por el contrario, el Presidente venezolano dijo: “Lamentablemente se confirmó la muerte de Kadhafi. Lo asesinaron, (es) un atropello más a la vida”, afirmó, agregando que a partir de ahora será considerado “mártir” y un “gran luchador”.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, afirmó que “Libia está pasando por un proceso de transformación democrática.

Ahora, eso no significa que celebremos la muerte de cualquier líder que sea”.

El canciller chileno, Alfredo Moreno, aseguró que ahora existe “una oportunidad para que haya paz y progreso para que en Libia puedan resolver sus problemas hacia delante”.

Francia y Gran Bretaña se congratularon
“La desaparición de Muamar Kadhafi es un gran paso en la lucha llevada adelante desde hace más de ocho meses por el pueblo libio para liberarse del régimen dictatorial y violento que le fue impuesto durante más de 40 años”, sostuvo el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en un comunicado.

El primer ministro británico, David Cameron, llamó a “recordar a todas las víctimas” del régimen de Kadhafi, incluidas las 270 del atentado contra un avión de la compañía estadounidense PanAm que estalló sobre la localidad escocesa de Lockerbie en diciembre de 1988.

El gobierno egipcio expresó su esperanza de que la muerte del derrocado líder libio Muamar Kadhafi abra una “nueva página y reconstruya su país”.

La muerte de Kadhafi, supone el “punto y final de un periodo triste para el pueblo libio”, afirmó el Ministerio español de Asuntos Exteriores.

Vaticano llama a orar por pacificación
El número dos del Vaticano, el secretario de Estado cardenal Tarcisio Bertone, instó a los católicos a orar “por la pacificación y la democracia en Libia”, antes de que la Santa Sede reconociera al CNT como “legítimo representante del pueblo libio.

El Gobierno sudafricano expresó su deseo de que “los últimos eventos lleven al cese de las hostilidades y al restablecimiento de la paz”.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo que “ahora que desapareció la sombra de Kadhafi de su tierra, es nuestro deseo que el pueblo libio encuentre paz y reconciliación tras este oscuro período en la vida de su nación, y esperamos trabajar con ellos”.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos, afirmó que “con la muerte de Kadhafi, esperamos que ese país regrese a la normalidad lo más pronto posible, que allá por fin pueda imperar la democracia y la libertad”.