•   TRÍPOLI / AFP  |
  •  |
  •  |

El depuesto líder libio Muamar Kadhafi murió de un balazo en la cabeza durante un tiroteo este jueves en Sirte, su ciudad natal, declaró el jefe del Ejecutivo del Consejo Nacional de Transición, CNT, Mahmud Jibril.

“Cuando lo encontraron, estaba bien de salud y llevaba un arma”, dijo Jibril en una conferencia de prensa en Trípoli, añadiendo que luego fue llevado a un pick-up.

“Al arrancar el vehículo, se vio implicado en un tiroteo entre combatientes pro Kadhafi y revolucionarios, y murió de un disparo en la cabeza”, añadió.

“Estaba vivo hasta su llegada al hospital” de Misrata, precisó el jefe del Ejecutivo libio.

Horas antes, Mohamed Leith, comandante de las fuerzas del CNT en la zona sur de Misrata, declaró que “Kadhafi se encontraba en un jeep contra el que los rebeldes abrieron fuego. Salió e intentó huir. Se refugió en una canalización.

Los rebeldes abrieron fuego de nuevo y salió con un Kalashnikov en una mano y una pistola en
la otra”.

“Miró a derecha e izquierda, preguntando: “¿Qué pasa aquí?”. Los rebeldes abrieron fuego otra vez, hiriéndolo en el hombro y la pierna, y luego sucumbió”, añadió el comandante.

Un combatiente del CNT, Mohamed Lahuaib Shaban, dijo a una periodista de la AFP que había asistido al arresto de Kadhafi, y que le había sacado su arma, un revólver de oro.

Imágenes confirman ejecución
Muamar Kadhafi estaba vivo en el momento de su captura, según imágenes difundidas este jueves por las televisiones árabes Al Arabiya y Al Jazeera.

Las primeras fotos y el vídeo difundidos tras el anuncio de su captura no permitían establecer si estaba vivo o muerto, pero las imágenes difundidas por estos dos canales de televisión lo muestran claramente vivo y herido.

En las imágenes, unos combatientes de las fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT) lo sostienen e intentan mantenerlo en pie, cuando parece gritarles algo.

El depuesto líder tiene la cabeza descubierta, viste un pantalón de camuflaje, y tiene sangre en la cara y en los hombros.

Un combatiente del CNT parece tener una pistola muy cerca de su cabeza, pero no se ve si la utiliza. Kadhafi es luego colocado en el capó de un coche que arranca, cargado de combatientes excitados.

Las imágenes y vídeos difundidos previamente parecen haber sido tomados después de ese momento.
La muerte del derrocado líder fue anunciada este jueves por el portavoz oficial del CNT en Bengasi (este), Abdel Hafez Ghoga.

“Anunciamos al mundo que Kadhafi murió en manos de los revolucionarios”, dijo a la prensa.

Finaliza guerra civil
Con la muerte del coronel Muamar Kadhafi, las nuevas fuerzas libias se aprestan a proclamar formalmente la “liberación” total del país norafricano, tras ocho meses de un sangriento conflicto civil.

“Es un momento histórico, es el fin de la tiranía y de la dictadura. Kadhafi cumplió su destino”, agregó Ghoga.
Un alto responsable militar del CNT, Jalifa Haftar, anunció la caída de Sirte (este), cuna de Kadhafi, que desde hacía más de un mes resistía a la ofensiva rebelde.

Encuentran muerto a otro hijo
Uno de los hijos del exdictador, Muatasim, también fue hallado muerto en la ciudad, informó a la AFP Mohamed Leith, comandante de las fuerzas del nuevo régimen.

La AFP obtuvo y difundió una foto de Kadhafi herido tras su captura, con el rostro y la ropa cubiertos de sangre. La imagen fue captada con un teléfono celular.

Las primeras versiones señalaban que el coronel de 69 años, que durante 42 años gobernó Libia con mano de hierro, había sido capturado gravemente herido.

“Kadhafi fue arrestado. Está gravemente herido, pero todavía respira”, había declarado Leith a la AFP.

Alegría en Libia
Alrededor del hospital de campaña de Sirte, el anuncio de la captura fue recibido por un concierto de bocinas, disparos y gritos de alegría, indicó una periodista de la AFP.

También en Trípoli los habitantes celebraron con bocinazos y disparos al aire. La rebelión libia se inició hace ocho meses en el este. Las fuerzas de Kadhafi reconquistaron parte del territorio, pero fueron repelidas con ayuda de bombardeos de la OTAN, en virtud de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que autorizó en marzo actuar para proteger a la población civil.

Kadhafi y varios de sus allegados estaban prófugos desde la caída de Trípoli, el 23 de agosto.

Después de más de un mes de asedio, los hombres fieles al régimen se vieron acorralados en un último barrio de Sirte, llamado Número Dos, con una extensión menor de un kilómetro cuadrado.

La ciudad costera fue devastada por los combates, que dejaron decenas de muertos desde el ataque lanzado por las tropas del CNT el 15 de septiembre. Ningún edificio quedó intacto, numerosas calles están totalmente inundadas y las rutas han sido destrozadas.

Kadhafi es el tercer dictador que cae desde el inicio de las rebeliones árabes en diciembre del año pasado. El primero fue el tunecino Ben Alí, en enero, y, el segundo, el egipcio Hosni Mubarak, en febrero.