•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |

Casi 23.000 vacunos han sido robados y sacrificados en Cuba entre enero y agosto de este año por "malhechores" que venden ilegalmente la carne, producto de difícil acceso para la mayoría de la población, informó este viernes la prensa oficial.

"La pérdida hasta el cierre de agosto del 2011 de 22.980 cabezas de ganado mayor, debido al hurto y sacrificio ilegal, da fe de los perjuicios económicos y del resquebrajamiento social", dijo el diario oficial Granma.

Atribuyó el problema a la acción de "malhechores", pero también a "manejos turbios o fraudulentos" e ineficiencias en los servicios pecuarios.

Impunidad cede terreno
El diario dijo que si bien el robo de ganado "mantiene niveles de incidencia todavía altos", la impunidad "va cediendo terreno", gracias a la acción de la Policía y las "patrullas campesinas", lo que ha permitido reducir a la mitad el robo de ganado en algunas provincias, como Pinar del Río (extremo occidental).

El hurto y sacrificio ilegal de ganado se incrementó después de 1990, tras el fin de la ayuda soviética, lo que llevó a las autoridades cubanas a imponer fuertes sanciones. La pena máxima por robar y matar una vaca fue elevada a 20 años de prisión, y también se castiga al que compra la carne.

"Crece el convencimiento de que la vía penal no puede reducir sola los actos ilícitos" con el ganado, indicó Granma, abogando por un mayor compromiso de la comunidad, pues en ella "extiende sus tentáculos el delito, en especial el de receptación (de la mercadería robada), en muchas ocasiones tolerado".

60% del ganado es de cooperativas

El diario, que dijo que el 60% del ganado cubano es de "cooperativistas y propietarios individuales", criticó la deficiente labor del Centro de Control Pecuario (CENCOP), pues "muchos de sus funcionarios están en tela de juicio".

"Pero no solo el CENCOP (...) es responsable de los manejos turbios o fraudulentos" en la ganadería, sino también las "administraciones" de las empresas públicas ganaderas, que no realizan los "conteos" periódicos de los animales de manera fidedigna.

Dijo que en el municipio de Guáimaro, en el este del país, una fiscalización detectó en mayo 1.500 "nacimientos sin reportar" de vacunos.

En Cuba está prohibido el sacrificio de vacunos y la venta de su carne en forma individual. El Estado controla la actividad y suministra el producto en cantidades restringidas a la población mediante la libreta de abastecimiento.

Aunque ahora en los supermercados se puede comprar carne con moneda convertible, sus precios son demasiados altos para gran parte de la población, que gana en promedio un salario equivalente a 20 dólares al mes.