•   Tegucigalpa / Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno hondureño despachó este viernes la "Caravana de solidaridad", un convoy de medio centenar de camiones con alimentos, ropas y medicinas con destino a las zonas golpeadas por las inundaciones causadas por las lluvias de las últimas semanas.

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, despidió en Loarque, al sur de la capital, a los camioneros que partieron hacia los departamentos de Choluteca y Valle, dos regiones del sur del país que están entre las más afectadas por las precipitaciones.

Los bienes provienen de empresas privadas y particulares y fueron recolectados en el llamado "Jueves de la Solidaridad".

"Quiero agradecer la solidaridad de los empleados públicos con nuestros hermanos y hermanas hondureñas y felicitar a los ministros, gerentes y directores por la labor realizada, porque con esta noble actividad demostramos que somos un pueblo que ya pudo abrazar los principios de la unidad y la reconciliación", destacó el mandatario.

Las lluvias dejaron en Honduras, según la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), un total de 18 muertos, un desaparecido, casi 75.000 afectados y evacuados, y 2.113 viviendas dañadas.