•   LONDRES / AFP  |
  •  |
  •  |

WikiLeaks suspendió la difusión de documentos secretos por falta de fondos debido al “bloqueo” de sus donaciones y podría no tener más opción que cerrar antes de fin de año, anunció este lunes su fundador, Julian Assange.

“Para garantizar nuestra futura supervivencia, WikiLeaks se ve ahora obligado a suspender temporalmente sus operaciones de publicación y a recaudar fondos agresivamente para contraatacar al bloqueo”, agregó el australiano, de 40 años, en una rueda de prensa celebrada en Londres.

Este bloqueo financiero “arbitrario e ilegal”, impuesto desde diciembre de 2010 por las multinacionales estadounidenses Bank of America, Visa, MasterCard, Paypal y Western Union, “destruyó 95% de nuestros ingresos”, afirmó Assange.

Según él, el bloqueo entró en vigor “en los 10 días que siguieron” el inicio de la publicación de 250,000 cables confidenciales del Departamento de Estado norteamericano, que provocaron una gran indignación en Estados Unidos.
Assange acusó a Estados Unidos de estar detrás de estos contraataques financieros que privaron a la organización de “decenas de millones de dólares en donaciones” en los 11 últimos meses.

Las donaciones a WikiLeaks cayeron “de más de 100,000 dólares mensuales” antes de la decisión de Visa y Mastercard, a “6,000 o 7,000 dólares” actualmente, afirmó por su parte el portavoz de la web, Kristinn Hrafnsson.

“Este bloqueo financiero es una amenaza para la existencia misma de WikiLeaks. Si no lo demolemos antes de fin de año, la organización no podrá continuar su trabajo”, alertó Assange, quien recordó que interpuso una denuncia en junio ante la Unión Europea por violación de las leyes de competencia.

“Un puñado de empresas estadounidenses no pueden ser autorizadas a decidir lo que hace el mundo con su dinero”, agregó Assange, que en los últimos días ha expresado su solidaridad con los movimientos de “indignados” que protestan por el mundo contra el capitalismo, la crisis y el sistema financiero.

El anuncio de este lunes contradice la declaración que efectuó la semana pasada por videoconferencia a la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, en Lima, a la que Assange aseguró que la organización tenía “un flujo de caja sólido” e iba a seguir “divulgando cables”.