•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) de Costa Rica levantó hoy todas las alertas que mantenía por las intensas lluvias que afectaron al país durante las dos últimas semanas, mientras las autoridades se concentran ahora en el recuento de los daños.

A pesar de la mejora en el clima, la CNE indicó en un comunicado que aún mantiene a 192 personas en albergues, los cuales podrían regresar a sus hogares en las próximas horas.

Según la CNE, las condiciones meteorológicas en el Pacífico norte, la zona más afectada, "han mejorado sustancialmente, los ríos ya están en sus cauces normales y los caminos permiten el ingreso a todas las zonas que se mantuvieron aislados durante varios días".

El último reporte del ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) indica que los daños en el sector agropecuario superan ya los 30 millones de dólares, especialmente en cultivos de arroz y en la actividad ganadera.

Las autoridades detallaron que en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte), hay 3.234 hectáreas sembradas de arroz que han sufrido severos daños, además de 20.500 hectáreas de pastizales, lo que afectará la producción de ganado de engorde y lechero.

Los productores de café han alertado además de la presencia del hongo "ojo de gallo" en muchos cultivos, lo que podría bajar la producción al final del año.

El temporal causó daños además en más de 100 vías y decenas de puentes. Muchos caminos se mantienen aun con paso bloqueado o regulado.