•   Sirte, Libia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno interino libio aseguró hoy en un comunicado que "desaprueba" el asesinato o los malos tratos contra prisioneros y que hubiera querido que Gadafi respondiera ante los tribunales por sus crímenes.

El comunicado se publica un día después de que la ONG Human Rights Watch pidiera al CNT que abriera una investigación sobre la aparente ejecución en masa de 53 supuestos partidarios de Muamar El Gadafi en un hotel de Sirte, la semana pasada y de que se pidieran aclaraciones sobre la muerte de Gadafi, torturado antes de su muerte.

"En general, no estamos de acuerdo y desaprobamos que se haga daño a un prisionero sea quien fuera y menos matarlo", asegura la nota que agrega que "a pesar del odio de los libios a Muamar El Gadafi y a su régimen", el Gobierno quería que el "tirano fuera presentado ante un tribunal".

En el comunicado, en el que se desaprueba, pero en ningún momento se condena este tipo de prácticas, se enumeran una quincena de casos de asesinatos y torturas en los que estuvo supuestamente involucrado Gadafi en sus 42 años de gobierno dictatorial.

Por otra parte, el Gobierno anunció que revisará los casos de los prisioneros detenidos y su situación y les garantizará un juicio justo.

"La oficina ejecutiva del CNT concede gran importancia a la garantía del trato humanitario de acuerdo con los principios y los acuerdos internacionales de los derechos humanos de todos los presos y detenidos libios y extranjeros", asegura la nota.

También subraya que el gobierno interino libio ha comenzado a coordinarse con la Comisión Suprema de Seguridad para "no detener o retener a nadie si no es por orden del fiscal general y con las garantías de un buen trato a todos los presos y arrestados hasta que sean presentados ante las instancias pertinentes".