•   GUATEMALA / AFP  |
  •  |
  •  |

El militar Otto Pérez, marcha favorito para ganar la Presidencia de Guatemala en la segunda vuelta electoral del próximo seis de noviembre frente al empresario Manuel Baldizón, ambos como candidatos de derecha que prometen mano dura contra la delincuencia.

A una semana de la elección, las encuestas dan a Pérez, un general retirado acusado de violaciones a los derechos humanos durante la guerra civil (1960-1996), un 55% de la intención de voto, 10 puntos más que Baldizón, a quien se sospecha de vínculos con el crimen organizado.

Pérez y Baldizón, contra quienes no pesa ningún cargo en los tribunales, disputarán la segunda ronda tras obtener en los comicios del 11 de septiembre el 36% y 23%, respectivamente, muy lejos de la mayoría absoluta necesaria para ganar en primera vuelta.

El ganador sustituirá al presidente Álvaro Colom, quien no logró resolver los problemas de pobreza y criminalidad, como primer socialdemócrata que gobierna Guatemala después del derrocamiento de Jacobo Arbenz en 1954 por un movimiento militar orquestado por Estados Unidos.

Gastos desmedidos en campaña

Pérez, de 61 años, y quien acude a las urnas como líder y fundador del Partido Patriota, buscará por segunda vez la Presidencia, derrotado hace cuatro años por Colom pese a que entonces las encuestas lo favorecían.

De 41 años, Baldizón también creador de su partido Libertad Democrática Renovada (Líder), aspira por primera vez a la Presidencia, tras haber sido diputado en los últimos ocho años.

En un país con una tasa de 47 asesinatos por cada 100,000 habitantes -uno de los índices más altos del mundo-, ambos aspirantes derechistas centraron sus promesas en el combate a las pandillas juveniles y al crimen organizado. Baldizón es partidario del restablecimiento de la pena de muerte.

La campaña electoral ha estado también marcada por un gasto desmedido de origen dudoso.

Según un informe de Acción Ciudadana, filial de la ONG Transparencia Internacional, los partidos gastaron 65 millones de dólares entre el 2 de mayo, cuando arrancó la campaña, y el 15 de octubre, es decir unos 400,000 dólares diarios en un país donde dos millones de personas sobreviven con menos de un dólar al día.

A la segunda ronda electoral están convocados 7.3 millones de guatemaltecos para elegir al sucesor de Colom por un período de cuatro años, desde el 14 de enero.
En la primera ronda, los guatemaltecos eligieron 158 diputados al Congreso -que quedó repartido entre oficialismo y oposición-, 20 representantes al Parlamento Centroamericano y 333 alcaldes municipales.