•   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos tres presuntos sicarios del narcotráfico murieron después de un ataque contra una instalación policial en el municipio de Boca del Río, del estado de Veracruz, en el Golfo de México, informaron hoy autoridades locales.

Fuentes oficiales del Gobierno del estado precisaron que los hechos sucedieron esta mañana en la zona turística del puerto de Veracruz que se extiende hasta este municipio, donde grupos armados atacaron la sede de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río.

Según el reporte, el tiroteo contra la sede policial dejó solo daños materiales y no hubo lesionados ni muertos.

En respuesta, la policía local, militares y marinos desarrollaron un operativo para perseguir a los sicarios, y se produjeron diversos tiroteos en calles y avenidas del norte de la ciudad.

Los delincuentes fueron cercados en las calles de Icaso y Netzahualcóyotl donde se produjo un enfrentamiento en el que tres de los presuntos sicarios murieron y al menos otros tres lograron escapar.

En uno de los vehículos la policía encontró rifles de asalto y granadas que entregadas a la fiscalía federal.

En los últimos meses cuatro grupos de narcotraficantes se han disputado el control de la zona del puerto de Veracruz y Boca del Río la cual es una de las rutas más importantes para el paso de drogas y de inmigrantes indocumentados, así como para las extorsiones a empresas.

La violencia se recrudeció los dos últimos meses, cuando la cifra de muertos asciende a 150 personas, entre estos varias matanzas, lo que ha obligado a las autoridades federales a aplicar un operativo especial de combate a la delincuencia organizada denominado "Veracruz Seguro".

El 21 de septiembre pasado, 35 cadáveres fueron abandonados a plena luz del día en una avenida de la zona metropolitana de Veracruz; el 8 de octubre se localizaron otros 10 cuerpos en la misma zona; y el 20 de octubre otros ocho cadáveres fueron arrojados en otro municipio cercano en el mismo estado.