•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, visitó este lunes al ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva en el hospital de Sao Paulo en el que se encuentra recibiendo tratamiento de quimioterapia contra el cáncer de laringe.

"Él esta maravilloso de humor, excepcional, con aquella alegría de él", declaró Rousseff en conferencia de prensa tras visitar a su padrino político.

Lula, de 66 años, comenzó este lunes con su primera sesión de quimioterapia contra un tumor en la laringe, considerado por los médicos de un nivel de agresividad media.

"Lo encontré muy bien. (...) Yo sufrí mucho con mi quimioterapia y tengo la seguridad que Lula tiene la capacidad de superar este gran desafío", destacó la mandataria, que en 2009 recibió tratamiento contra un cáncer linfático.

Rousseff precisó que no le dio consejos sobre cómo sobrellevar la enfermedad y que la conversación se centró en "discutir el G20, el desempeño de los países de la zona de euro, la crisis que está ocurriendo".

"El presidente es una persona que mira para fuera, no se queda triste mirando para adentro. (...) Fue una conversación muy alegre, diversa, siempre sobre los temas del país y del mundo", agregó.

El ex mandatario, que gobernó Brasil con el Partido de los Trabajadores (PT) de 2003 a 2010, tiene "muy buenas posibilidades de recuperación", informó este lunes su equipo médico, que precisó que Lula será sometido a tres sesiones de quimioterapia hasta el fin de año y que en enero se le aplicará radioterapia.

El sábado el hospital informó que Lula fue diagnosticado con un cáncer en la laringe, luego de sentir dolores de garganta y la voz más ronca de lo normal.