•   San Francisco, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Dos siamesas nacidas en Filipinas serán sometidas el martes a una operación para separar las secciones del pecho y del abdomen que comparten, informó el hospital californiano donde serán intervenidas.

Se estima que la parte más riesgosa de la operación para Angelina y Angelica Sabuco será el proceso de dividir su hígado, explicó el Hospital de Niños Lucile Packard, ubicado en la localidad de Palo Alto.

"Las tasas de supervivencia para los siameses unidos desde el nacimiento por el pecho, conocidos como gemelos toracópagos, dependen de la complejidad de la conexión del corazón, de existir, y de las eventuales complicaciones relacionadas con el hígado", afirmó el hospital en un comunicado.

Las niñas, que cumplirán dos años en agosto, están unidas por el pecho y por el ombligo. Sin embargo, cuentan con cerebros separados y tienen sus propios corazones, estómagos, riñones e intestinos.

Se espera que la operación dure entre ocho y nueve horas, seis horas para separar a las niñas y entre dos y tres más para la reconstrucción.

La intervención será dirigida por Gary Hartman, quien cuenta con experiencia en seis operaciones de este tipo. El caso más reciente tratado en este hospital fue, en noviembre de 2007, el de las gemelas costarricense Yurelia y Fiorella Rocha-Arias, que gozan de buena salud.

"Esta es una operación mayor, pero de verdad esperamos que ambas gemelas sobrevivan y se desarrollen bien", afirmó Hartman.

La madre de las niñas, Ginady, afirmó que supo que sus hijas estaban unidas cuando tenía siete meses de embarazo, mientras su marido, Fidel, se encontraba trabajando en San José, California.

Las siamesas nacieron en agosto de 2009 y la mujer viajó a California para unirse a su esposo a finales de 2010, cuando comenzó a ser atendida por los médicos del hospital infantil de Packard.

"Quiero que ellas vivan una vida normal, como los otros niños", declaró Ginady.