•   PARÍS / AFP  |
  •  |
  •  |

Palestina se convirtió ayer lunes en “Estado miembro” de la Unesco, con el respaldo de más de 100 países, durante una votación en la Conferencia General en París, hecho que los palestinos saludaron como un “momento histórico”, antes de que Estados Unidos suspendiera la financiación de ese organismo onusiano.

“La Conferencia General admite a Palestina como miembro de pleno derecho”, anunció la secretaria general de la 36ª Conferencia General de la Unesco, al cabo de una votación nominal que arrojó 107 sufragios a favor, 52 abstenciones y 14 en contra, entre estos Israel y Estados Unidos, que horas después anunciaba la suspensión de sus aportes financieros a este organismo.

“Teníamos que hacer un pago de 60 millones de dólares a la Unesco en noviembre y no lo vamos a hacer”, dijo a la prensa la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, al cabo de la votación tras la cual entran en vigor dos leyes estadounidenses de los años 90 que rechazan la financiación de instituciones internacionales que admitan a la Organización para la Liberación de Palestina, OLP.

Casa Blanca dice que es “prematura”

La Casa Blanca afirmó que el ingreso de los palestinos a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, es “prematura” y “contraproducente”, palabras que en la sesión plenaria utilizaron los representantes estadounidenses ante ese organismo.

Estados Unidos --que se retiró de la Unesco en 1984, argumentando que no estaba de acuerdo con la gestión de ese organismo al que regresó en 2003--, cumplió su amenaza de cortar su aporte económico a la Unesco --22% del presupuesto bianual--, que asciende a 653 millones de dólares.

“Hoy es un día triste, cuando una organización decide desconectarse de la realidad”, afirmó el embajador israelí ante la Unesco, Nimrod Barkan, cuyo gobierno condenó lo que consideró una “maniobra unilateral” palestina que “aleja todavía más la posibilidad de un acuerdo de paz”.

En cambio, desde Ramalá el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, dijo que “la admisión de Palestina en la Unesco es una victoria del derecho, de la justicia y de la libertad”.

“Este es un momento histórico que le devuelve a Palestina algunos de sus derechos”, afirmó al término de la votación en el auditorio de la Unesco, el ministro palestino de Relaciones Exteriores, Riyad al Malki que había pedido el apoyo de las delegaciones como su “principal contribución a la paz”.

Malki dio las gracias a todos los que apoyaron la iniciativa impulsada por el grupo de países árabes, entre estos varios europeos -Francia y España, aplaudidos por los presentes-, y la mayoría de los latinoamericanos -excepto México que se abstuvo y Panamá que votó en contra.
Ante un auditorio repleto, la Directora General de la Unesco, Irina Bokova dio la “bienvenida a Palestina”, y sostuvo que su admisión es una “marca de respeto y confianza”.